Cómo mantener las hamburguesas planas mientras se cocinan

Cuando se cocinan hamburguesas, los jugos de la carne picada se expanden, causando que la parte superior de la misma se arquee. Los que saben tienen un secreto simple para mantener los medallones planos durante el proceso de cocción, lo que no solo asegura una cocción pareja en toda la hamburguesa, sino que te permite colocar las coberturas sin temor a que se deslicen fuera del medallón o sobre tu regazo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Carne picada
  • Sal kosher o marina
  • Pimienta (pepper) negra groseramente molida

Instrucciones

  1. Precalienta la parrilla a alta temperatura.

  2. Pon la carne picada en un bol y condiméntala con sal y pimienta. Incorpora la carne ligeramente para mezclar todos los condimentos sin que la mezcla se ponga densa.

  3. Forma un medallón ligeramente más grande que un bollo y no más de 3/4 de pulgada de espesor. Usa tus dedos para presionarlo en los lados para que el medallón tenga una altura pareja desde el centro a los bordes. Luego, usa tu pulgar o los nudillos para hacer una abolladura profunda en el centro del medallón.

  4. Pon la hamburguesa en la parrilla directamente sobre la llama, y asala de tres a cuatro minutos, o hasta que haya formado una corteza soasada. Da vuelta a la hamburguesa y cocínala por otros tres o cuatro minutos o hasta que este cocida a tu gusto.

Consejos y advertencias

  • El chef, autor y dueño de Burger Bar Hubert Keller recomienda usar carne picada que no sea menos del 85 por ciento magra para asegurar que tus hamburguesas sean jugosas. Si escoges usar carne más magra, mantenla lo más húmeda posible agregando setas (mushrooms) o cebollas salteadas o un poco de aceite de oliva o mayonesa.
  • El chef de televisión Bobby Flay advierte que deberías dar vuelta solo una vez las hamburguesas durante el proceso de cocción. Darlas vuelta demasiadas veces puede hacer que la hamburguesa se rompa y se seque. También advierte que nunca debes presionar la hamburguesa con una espátula, ya que esto causa que los jugos se escapen, resultando en una hamburguesa seca.
  • La carne de res tiene muchas bacterias, como E. coli, salmonella, campylobacter y listeria. Estas bacterias por lo general viven en la superficie de la carne, pero el proceso de molienda las distribuye por toda la carne, haciendo muy importante que cocines muy bien tus hamburguesas. Aunque podrías estar tentada a comerlas poco cocidas, el U.S. Department of Agriculture’s Food Safety and Inspection Service recomienda que solo sirvas las hamburguesas cocidas a una temperatura interna misma de 160 grados Fahrenheit, o a punto medio.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah wickford | Traducido por maria eugenia gonzalez