Cómo mantener frescos unos pastelillos tipo cupcakes para el día siguiente

Evita que tus cupcakes ya horneadas se resequen y pongan rígidos durante la noche. Sin importar que necesites almacenar pastelillos ya glaseados o sin glasear, debes saber que es posible envolverlos firmemente para mantenerlos a salvo y evitar que se sequen demasiado rápido. Ésto te permite preparar tus piezas con un día de anticipación y todavía lograr que cuando los necesites, estén frescos e hidratados. Puedes comprar un contenedor especial hermético de pastel o tortas dulces para almacenar tus pastelillos, pero también utilizar algunos elementos que ya tienes en la cocina para garantizar que tus delicias se conserven en buen estado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Plástico para envolver
  • Bolsas de plástico resellables
  • Palillos de dientes
  • Papel encerado
  • Plato amplio
  • Recipiente hermético, tazón grande o plato

Instrucciones

  1. Mantén los pastelillos lejos de la luz, el calor y la humedad. Almacena las piezas en un lugar fresco y seco lejos de focos y lámparas, así como de la luz solar directa.

  2. Espera a que los pastelillos recién horneados se enfríen completamente antes de envolverlos y almacenarlos.

  3. Envuelve los pastelillos sin glasear de manera hermética en plástico de cocina o ponlos dentro de bolsas de plástico con cierre hermético. Guarda los cupcakes a temperatura ambiente durante uno o máximo dos días antes de decorarlos con glaseado y comerlos.

  4. Refrigera al descubierto los pastelillos ya glaseados durante una hora, luego sácalos del frío y ponles un palillo de dientes en la parte superior. Pon los pastelillos en un plato y cúbrelos con el papel de cera, que no se pegará al glaseado gracias a los palillos. Guarda los cupcakes a temperatura ambiente durante uno o máximo dos días.

  5. Almacena los pastelillos a temperatura ambiente en un recipiente de cierre hermético especial para pastel o simplemente en un plato amplio cubierto con un gran tazón puesto boca abajo.

Consejos y advertencias

  • Para reducir el potencial de crecimiento de las bacterias y si tu cocina es muy calurosa, almacena tus pastelillos en el refrigerador.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh good | Traducido por pei pei