Cómo mantener fresco el brócoli una vez cortado

La Escuela de Salud Pública de Harvard recomienda tomar al menos 2.5 copas de vegetales al día. Mientras que el brócoli podría no haber sido tu comida favorita cuando eras niño, este vegetal verde contiene puñetazo de nutrientes. Es bajo en grasas saturadas y colesterol y rico en proteínas vegetales y fibra dietética. Además, el brócoli es una fuente de vitaminas E, C, K y vitaminas B-, así como minerales incluyendo calcio, hierro, magnesio y selenio. Los vegetales frescos y la fruta pueden perder nutrientes con el tiempo. Mantén el brócoli fresco almacenándolo correctamente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Brócoli
  • Vinagre Blanco
  • Filtro
  • Papel de cocina
  • Cuchillo pelador
  • Bolsa de abre-cierre o contenedor de plástico

Instrucciones

    Cómo conservar el brócoli

  1. Lava el brócoli fresco con una solucion de una parte de vinagre blanco y tres partes de agua. El ácido acético en el vinagre ayuda a quitar el barro, impurezas y plagas del brócoli. Pon el brócoli lavado en el filtro y lávalo con agua para quitar rastros de vinagre.

  2. Coloca el brócoli en papel de cocina para que se seque. Quita hojas y recorta los extremos del tallo. Separa las ramas más largas del brócoli en piezas pequeñas para cocinar o comer crudo.

  3. Coloca el brócoli cortado en la bolsa abre-cierra o en un contenedor de plástico con una tapa ajustada. El brócoli se mantendrá fresco más tiempo si no se expone al aire.

  4. Almacena el brócoli en la nevera entre 3 y 5 días. Quita los trozos de brócoli que se necesiten y cierra la bolsa o contenedor. Pon cualquier resto del brócoli en la nevera tan rápido como puedas para mantener la frescura.

Consejos y advertencias

  • Escoge entre brócoli fresco que es verde oscuro y no tiene puntos amarillos o marrones.
  • También puedes hacer un espray de vinagre concentrado y almacenarlo en una botella de espray para limpiar el brócoli y otros productos.
  • Asegúrate de que el brócoli está lavado y quita los fertilizantes químicos y pesticidas residuales.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por susana lópez millot