Cómo mantener frescas las fresas lavadas y cortadas

Las fresas están repletas de nutrientes; media taza contiene 45.5 mg de vitamina C, 50 UI de vitamina A, 164 mg de potasio, 18 mg de calcio y 2.3 gramos de fibra, todo por tan solo 39 calorías. Considerando todos los beneficios de esta dulce y versátil baya, incluyendo los flavonoides antiinflamatorios y la posible prevención de ciertos tipos de cáncer, es importante tenerla a mano. Desafortunadamente, las fresas no duran mucho y deben usarse dentro de los siete días como máximo, o antes si han sido lavadas y cortadas, ya que el agua hace que desarrollen hongos y se pudran. Si ya has lavado y cortado tus fresas, existen algunas cosas que puedes hacer para mantenerlas frescas y comestibles.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un contenedor de cierre hermético o una bolsa de plástico.

Instrucciones

    Los primeros días

  1. Desecha las partes machucadas, blandas, mohosas o amarillas de fresa. Asegúrate de que todas las partes del tallo y las hojas sean desechadas y no guardadas con el resto de las fresas.

  2. Seca las fresas lavadas con una toalla de papel limpia. Elimina la mayor cantidad posible de humedad para desalentar el crecimiento de hongos y evitar la pudrición.

  3. Coloca las fresas cortadas en un contenedor de cierre hermético o en una bolsa de plástico.

  4. Coloca el contenedor con las fresas en el cajón de verduras del refrigerador, a una temperatura de 40 ºF o menos, antes de que pasen dos horas de haberlas cortado. Deséchalas después de dos días.

    Bocadillos congelados

  1. Para mantener las fresas frescas por más de dos días, congélalas. Sigue las instrucciones previas para secarlas y cortarlas.

  2. Almacena las fresas en un contenedor de cierre hermético o una bolsa de plástico que sean aptos para freezer, etiquetados con la fecha. Llena los contenedores plásticos hasta media pulgada del borde.

  3. Agrega tres cuartos de taza de azúcar por cada cuarto de galón de fresas congeladas, si lo deseas. Mezcla bien.

  4. Congela las bayas durante entre 8 y 12 meses a 0 ºF o menos.

Consejos y advertencias

  • Agregar azúcar a las bayas congeladas no solo conserva el color, sino también el sabor dulce. Las fresas no endulzadas que se congelan pierden su calidad más rápido que las conservadas en azúcar.
  • También puedes agregar edulcorantes artificiales a las fresas, ya sea antes de congelarlas o cuando las descongelas; sin embargo, estos edulcorantes no tienen las cualidades conservantes del azúcar.
  • Las fresas, al igual que todos los productos frescos, pueden contener peligrosas bacterias o patógenos, como salmonella o E. Coli, que pueden enfermarte seriamente. Lava bien las fresas bajo agua fría, escúrrelas y sécalas antes de comerlas.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie crowe | Traducido por mariana palma