Como mantener un estilo de vida saludable

Los siete componentes de un estilo saludable cubre todos los aspectos de la vida, incluidas tu salud mental, física y emocional. Mantener un estilo de vida saludable previene de enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedad del corazón y ataques fulminantes. También incrementa totalmente tu calidad de vida ayudándote a mantener un peso saludable, así como tu fuerza física y flexibilidad, y una perspectiva positiva de la vida. La clave para mantener un estilo de vida saludable reside en el entendimiento de los componentes que contribuye a dicho estilo de vida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Duerme lo suficiente.

    Duerme lo suficiente. National Institutes of Health recomienda al menos ocho horas, pero las necesidades de dormir varían en cada individuo. Para descubrir cuanto necesitas dormir, escoge una noche en la que seas capaz de dormir sin poner una alarma. Ve a la cama a tu hora regular y toma nota de la hora en que despiertas. Consulta a tu médico si tienes problemas para dormir, o permaneces con sueño.

  2. Sigue una dieta saludable.

    Sigue una dieta saludable. Consume una variedad de alimentos con énfasis en granos enteros, productos diarios bajos en grasa y proteínas magras, así como también frutas frescas y vegetales. Come a intervalos regulares a lo largo del día e incorpora al menos una fruta o vegetal en cada comida. Come sentado en una mesa y con distracciones mínimas, tales como la televisión, cuando sea posible. Consulta http://mypyramid.gov/ para los tamaños correctos de porciones y calorías para tu altura, peso, edad y nivel de actividades.

  3. Ejercítate la mayoría de los días de la semana

    Ejercítate la mayoría de los días de la semana. American College of Sports Medicine recomienda al menos 30 minutos de ejercicio cardiovascular cinco días a la semana y entrenamientos de fuerza dos días a la semana. Toma una clase de aeróbicos o levantamiento de pesas o toma una caminata después de tu comida del mediodía.

  4. Práctica la higiene adecuada.

    Práctica la higiene apropiada. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día con pasta dental de fluoruro. Lava tus manos regularmente, especialmente antes de comer, mientras preparas alimentos, y después de ir al baño o cargar animales, báñate regularmente, usa ropa limpia así como también ropa interior limpia, y mantén el ambiente de tu casa limpio. Programa exámenes físicos regulares y evaluaciones de salud.

  5. Presta atención a la seguridad.

    Presta atención a la seguridad. Usa el cinturón de seguridad. Evita mandar mensajes de texto o hablar por teléfono celular mientras conduces. Mira a ambos lados antes de cruzar la calle y mantente al tanto de las salidas de emergencia en los lugares públicos.

  6. Logra un balance entre tu vida y tu trabajo.

    Logra un balance entre vida y trabajo. Toma un tiempo cada día para relajarte con actividades como leer o escribir en tu diario. Pasa tiempo con amigos fuera del trabajo. Evita llevar trabajo a casa cuando sea posible. Encuentra actividades que disfrutes y enriquezcan tu vida.

  7. Alienta un ambiente saludable en tu hogar.

    Alienta un ambiente casero saludable. Esto requiere de más que una casa limpia. También implica tu relación con los demás en tu hogar y asuntos estructurales, tales como la ventilación. Si vives con otra gente, fomenta relaciones saludables con esas personas o toma pasos para relaciones severamente no saludables. Checa tus ventanas para asegurarte de que todas ellas proveen de un adecuado flujo de aire. Mantén plantas para incrementar la calidad del aire. Evita fumar en el interior.

Más galerías de fotos



Escrito por julia michelle | Traducido por marco jiménez