Cómo mantener caliente el almuerzo de un niño

Los niños pueden ser difíciles para comer. Cuando se trata de empacar un almuerzo en la escuela, la mayoría de los padres optan por bocadillos, leche o tazas de frutas y otros productos no perecederos. Muchos alimentos fríos pueden mantenerse fríos usando una conservadora aislada o con bolsas de hielo. Para darle a tu hijo variedad o para un niño al que no le gustan los alimentos fríos, se puede optar por preparar un almuerzo caliente. Con preparación, puedes ayudar a mantener el almuerzo de tu hijo caliente hasta que sea hora de comer.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Papel de aluminio
  • Termo

Instrucciones

  1. Usa un termo. Coloca alimentos como sopa, macarrones con queso, o chile en un termo para mantener el calor hasta la hora del almuerzo.

  2. Calienta la comida en el microondas para que se caliente. Envuelve la comida caliente en papel de aluminio después de calentarla en el microondas para ayudar a mantener el calor adentro. Coloca los alimentos envueltos dentro de la bolsa del almuerzo de tu hijo. Esto funciona para los alimentos como la pizza, que se pueden comer fríos, calientes o a temperatura ambiente.

  3. Usa un pequeño refrigerador y agua caliente. En lugar de colocar bolsas de hielo en un refrigerador, llena una botella de agua con agua caliente. Coloca los alimentos empaquetados en bolsas de plástico en la parte superior del agua caliente para ayudar a mantener el calor.

  4. Utiliza una bolsa aislante con paquetes de gel de calor. Mete los paquetes de calor en el microondas. Esto ayudará a mantener todo el recipiente caliente hasta el almuerzo.

Consejos y advertencias

  • Solo se debe intentar mantener los alimentos de almuerzo caliente si se pueden comer calientes, fríos o a temperatura ambiente. El intento de mantener alimentos calientes que deben permanecer calientes puede causar intoxicación alimentaria. El papel de aluminio, termo y paños calientes no tienen el mismo efecto que calentar en un horno de microondas, una estufa o un horno.
  • Para la salud de tu hijo, guarda alimentos calientes en recipientes separados de los alimentos que están destinados a mantenerse en frío.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por lucia ayala