Cómo mantener el cabello rizado bajo control de forma natural

El cabello muy rizado puede ser tanto una bendición como una carga. Si bien puede verse estilizado, la cantidad de mantenimiento que requiere y el acomodarlo pueden ser abrumadores. Sin embargo, si pones en práctica los rituales apropiados de cuidado y peinado, los rizos pueden mantenerse en orden y saludables con facilidad.

Acondicionamiento profundo

El cabello rizado tiene una tendencia natural a resecarse más que otros tipos de cabello y debe acondicionarse de manera profunda por lo menos una vez a la semana. Los rizos necesitan humedad para mantenerse suaves, brillantes y libres de rebeldía. El acondicionador profundo ofrece máxima hidratación, ya que penetra el mechón de cabello para una salud permanente. Si bien hay muchos tipos de acondicionador profundo, las personas con cabello rizado deben utilizar uno específico para su tipo de cabello que contenga aceites naturales. Los aceites naturales como el de coco y el de argán contienen nutrientes que fortalecen, a la vez que sellan la cutícula, para tener resultados a largo plazo. Para el mejor acondicionamiento posible, aplícalo de la raíz a la punta después del champú. Recoge el cabello y cúbrelo con una gorra de baño. Deja el acondicionador ahí tanto como te sea posible; puede ser media hora o de la noche a la mañana para resultados óptimos. Enjuaga a consciencia, concéntrate en el cuero cabelludo. El cabello se verá muy suave y los rizos serán más manejables.

Productos para el cuidado

El cabello rizado requiere tanta humectación como se la puedas dar, debes utilizar productos para estilizarlo en todas las etapas. Después de lavar el cabello y secarlo ligeramente con una toalla, debes aplicar un producto permanente. Para los rizos, los sueros y productos a base de aceite son los mejores. Aplica generosamente para cabello grueso y ligeramente para cabello más delgado para evitar que esponje. Después de aplicar, dispersa el producto con un peine con dientes separados. Evita cepillar el cabello mojado, sólo utiliza un peine suave, de otra forma ocasionarás que se rompa y se ponga rebelde. Aplica un producto final cuando el cabello esté seco. Una pequeña porción de aceite de argán funciona de maravilla para sellar la cutícula al igual que un acondicionador permanente. Puedes repetir la aplicación de los productos para humectación a lo largo del día para ayudar a que los rizos mantengan su forma y suavidad.

Métodos de cuidado

Los rizos tienen que ser estilizados cuidadosamente para evitar dañar y mantenerlos manejables. Cuando el cabello está mojado debe secarse ya sea con una toalla de micro fibras, una camiseta o con toallas de papel. Éstas son más suaves que las toallas convencionales y se pueden usar para absorber el agua en lugar de secarlo bruscamente y afectar la cutícula, lo cual podría causar rebeldía. Para mantener el cabello en óptimas condiciones debes dejarlo secar con el aire. Las herramientas de secado con calor resecan el cabello rizado y lo dejan áspero y con rebeldía. Mientras más natural lleves tu cabello, más sano se verá. Si los rizos están demasiado cerrados y se ponen incontrolables cuando se secan al aire, péinate de forma no muy ajustada cuando esté húmedo, así como en un peinado recogido o en una trenza suelta; deshaz el peinado cuando el cabello esté seco. Estos estilos de peinado hacen que los rizos no estén tan cerrados cuando te sueltas el cabello, pero el cabello mantiene su volumen natural.

Rutina de lavado

El cabello rizado se vuelve rebelde cuando lo lavas con demasiada frecuencia, ya que pierde los aceites y los nutrientes; los aceites naturales son esenciales para combatir la resequedad y la rebeldía. Si se acostumbra lavar el cabello cada día, comienza a cambiar el hábito de manera gradual y lávalo cada tercer día. Cuando el cabello se acostumbre a esta rutina, será menos factible que produzca aceites en exceso; el cabello se verá más lleno y sano entre lavadas. Debes utilizar champú sin sulfatos ni siliconas para el cabello rizado. El sulfato provoca exceso de espuma y priva al cabello de aceites esenciales; esto causa un efecto negativo en el las cutículas del cabello rizado. La silicona puede controlar al cabello, pero se acumula en el folículo con el paso del tiempo y esto puede causar rupturas y opacidad. Los champúes con ingredientes naturales como el té y el aceite de coco contribuyen con la estructura del cabello y crean una notable diferencia en cómo se ve y cómo se siente con el paso del tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por ricardo frot