Cómo mantener una buena postura

Puede que no pienses mucho en ello, pero tu postura puede tener influencia en la manera en que te sientes a lo largo del día, ya que está relacionada con la salud de tu columna y cuello. Si acostumbras mantener tu columna torcida y adolorida, puede que experimentes dolor de espalda, especialmente si has mantenido estos malos hábitos por un largo periodo de tiempo. Al cambiar tu enfoque y tomarte el tiempo para pensar en ello, podrás lograr mantener una mejor postura y por consiguiente, mejorar la salud de tu columna y tu calidad de vida.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Ajusta tu espacio de trabajo o escritorio para facilitarte el tener una mejor postura. Si trabajas frente a un escritorio todo el día, ajusta tu silla de oficina primero. Cuando estés en posición sentada, tus pies deberán descansar planos sobre el suelo, con tus rodilla flexionadas en un ángulo de 90 grados, según indica la Cleveland Clinic. Tus codos deberán descansar en los brazos de la silla en un ángulo de 90 grados y deberás poder mirar tu pantalla apropiadamente sin tener que jorobarte o entrecerrar los ojos.

  2. Invierte en un buen colchón, de manera que puedas mantener una buena posición incluso cuando estés acostado en la cama. La American Chiropractic Association recomienda usar un almohada para ayudar a alinear tu cabeza y cuello. Elige un colchón que sea adecuado para tu descanso; esto puede significar uno más firme o uno más suave, dependiendo de tus preferencias. Si acostumbras dormir de lado, inserta una almohada entre tus rodillas para ayudar a mantener una alineación apropiada.

  3. Elévate apropiadamente cuando estés levantando objetos pesados. Si constantemente fuerzas tu espalda en el hogar o en el trabajo, descubrirás que tienes que inclinarte para compensar el dolor. Cuando levantes objetos, tómalos desde su parte inferior y levántalos hacia arriba en posición derecha con tus rodillas. Nota que el esfuerzo deberá hacerse con tus piernas, nunca con tu espalda.

  4. Invierte en auxiliares que te puedan ayudar a mantener una buena postura a lo largo del día, sugiere el sitio web Spine Universe. Por ejemplo, si pasas demasiado tiempo en tu auto y tiendes a jorobarte hacia adelante, compra un rollo lumbar para colocarlo detrás de tu espalda y lograr enderezarte. Una toalla enrollada también servirá para el mismo propósito. Busca una silla de oficina que brinde soporte si es que pasas demasiado tiempo frente a la computadora o un sistema de soporte de cinturón si trabajas en una construcción o fábrica.

  5. Recuerda que tienes que enderezarte a lo largo del día. Pega notas de recordatorio en donde puedas verlas que te recuerden sentarte apropiadamente o fija una alarma en tu teléfono celular para cada 30 minutos, para que te recuerde levantarte, estirarte y reajustar tu postura.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por reyes valdes