Cómo usar la manteca de karité africana

Derivada de los frutos del árbolde karité, la manteca de karité africana contiene grandes cantidades de ácidos grasos con propiedades curativas, según el American Shea Butter Institute. Esta sustancia permanece sólida a temperatura ambiente y se funde en la piel al entrar en contacto con el calor corporal. Se pueden conseguir tres tipos de manteca de karité: cruda, refinada y muy refinada. Si deseas obtener los verdaderos beneficios de la manteca de karité africana, usa la marca que sea menos refinada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Peine de dientes anchos
  • Toallas
  • Gorra de baño plástica

Instrucciones

    El cabello

  1. Aplica manteca de karité africana en tu cuero cabelludo para un acondicionamiento profundo. Usa las puntas de tus dedos para masajear la manteca de karité, prestando mucha atención a tu nuca, alrededor de la línea del cabello y detrás de las orejas.

  2. Continúa masajeando durante aproximadamente 10 minutos. Haz correr la manteca de karité hasta la punta de tu cabello usando un peine de dientes anchos cuando hayas completado el masaje.

  3. Envuelve tu cabello con una toalla o una gorra de baño plástica y deja actuar la manteca de karité africana sobre tu cuero cabelludo durante otros 10 minutos. Enjuágala luego de este período de espera usando agua fría. Lava con champú y acondicionador como lo haces habitualmente.

    La piel

  1. Lava la piel de tu rostro y cuerpo con agua tibia y jabón neutro. Enjuaga el jabón con agua fría.

  2. Seca tu piel con una toalla. Aplica la manteca de karité africana sobre la piel de tu rostro y cuerpo con la punta de tus dedos.

  3. Masajea la manteca de karité africana en tu piel haciendo movimientos circulares. A la vez que masajeas, el calor de tu cuerpo derretirá la manteca de karité, lo que aumentará su absorción.

Consejos y advertencias

  • Una marca de manteca de karité africana menos refinada tendrá en su etiqueta a la manteca de karité como uno de sus primeros ingredientes.
  • Asegúrate de que has elegido una marca de manteca de karité aprobada por el American Shea Butter Institute. Los fabricantes confiables tienen un sello de aprobación en la etiqueta provisto por este instituto.
  • La manteca de karité cruda normalmente es de color amarillo claro con una consistencia cremosa. Al aumentar la refinación, el color se torna blanco puro. Desafortunadamente, no puedes confiar únicamente en el color para determinar la calidad. La textura también es importante. La manteca de karité de buena calidad debería ser lisa y cremosa, no dura y grasosa.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por paula santa cruz