Maneras saludables de cocinar tofu

Cocinar tofu puede ser un misterio para mucha gente, pero no tiene que ser difícil. El queso de soja puede proporcionarte una rica fuente de nutrientes como el calcio y sobre todo proteínas. Al aprender a cocinar tofu, puedes utilizarlo para sustituir los alimentos ricos en calorías a base de carne de alto contenido de grasas saturadas y colesterol en algunas de tus comidas. En el momento de cocinar tofu, es importante recordar que no tiene sabor y lo tomará de los ingredientes con que lo cocines.

Revuelto

El tofu puede mezclarse con vegetales y comerse como sustituto de los huevos revueltos. Esta es una manera de disfrutar el tofu, sin colesterol y rica en proteínas y fibra. Corta en cubos 3 a 4 tazas de tus vegetales favoritos como cebollas, pimientos (peppers), tomates, calabaza (squash) y brócoli y colócalos en una sartén con un poco de aceite de oliva a fuego mediano. Luego escurre y desmiga un bloque de tofu firme o extra firme. Añádelo a la sartén y mezcla con los vegetales. Para agregar sabor, mezcla un poco de caldo vegetal con agua. Añádelo a gusto y deja que el revuelto se cocine hasta que alcance la consistencia de huevos revueltos. Esto puede tomar unos 20 minutos.

A la parrilla

El tofu es una opción para la parrilla con poca grasa y sin colesterol. Corta un bloque de tofu extra firme en rodajas de alrededor de una o dos pulgadas de espesor. Cúbrelas con tu marinada favorita o condimentos como salsa de barbacoa, aceite de oliva y salsa Cajun o ajo. Deja que el tofu repose durante una hora o dos. Mientras más tiempo lo dejes absorber los condimentos, más fuerte será el sabor. Una vez marinadas, colócalas de manera uniforme sobre la parrilla caliente. Hazlas de ambos lados durante un par de minutos. Retíralas de la parrilla y sírvelas con arroz, solas o en un emparedado.

Hazlas crocantes

Si cubres las rodajas de tofu con una pequeña cantidad de almidón de maíz antes de la cocción, se pondrán crocantes. Rebana un bloque de tofu extra firme en cubos o rodajas finas, dependiendo de cómo deseas utilizarlo, en un salteado o en un emparedado. Elimina el exceso de agua del tofu poniendo las rodajas entre varias toallas de papel. Luego, coloca encima un recipiente pesado de aproximadamente 10 libras y deja que repose durante al menos 15 minutos. Esto ayuda a eliminar el exceso de agua. Una vez que extraes el agua, cubre cada lado del queso de soja con una fina capa de almidón de maíz y colócalo en una sartén caliente. Fríe hasta que el tofu se vuelva crocante y ligeramente marrón.

Hornéalo

También puedes hornear las rodajas de tofu para usarlas en ensaladas o servir como un sencillo refrigerio. Escurre un bloque de tofu extra firme y córtalo en rodajas de 1/2 pulgada. Luego elimina el exceso de agua cubriéndolo con toallas de papel y una cacerola pesada, de la misma manera que hiciste para hacer tofu crocante. A continuación, saborízalo poniéndolo en un cuenco con tus condimentos favoritos como salsa de de soja, pasta de chile o salsa agridulce. Deja que absorba los condimentos durante unos 30 minutos. Coloca las rebanadas de tofu espaciadas uniformemente en una fuente de horno y colócala en un horno precalentado a 350° F. Deja que se hornee durante 25 a 50 minutos. Dale la vuelta cada 15 minutos para asegurarte de que ambos lados se cocinen bien.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por frances criquet