Maneras positivas para disciplinar a un niño

La disciplina positiva les enseña a los niños a comportarse sin amenazas, sobornos ni gritos. La disciplina no sólo consiste en castigos, sino también en reconocer el buen comportamiento, de acuerdo con KidsHealth. Conforme un niño crece, al inculcarle las consecuencias naturales tanto de las acciones negativas y positivas se demuestra que sus padres confían en que sea suficientemente responsable para aprender de los errores y aprovechar los beneficios de las decisiones correctas.

Expectactivas

Es esencial que los padres establezcan reglas claras y expectativas de comportamiento apropiado, teniendo en cuenta la edad del niño y su capacidad de atención. Un niño de cuatro años no va sentarse tranquilo durante la presentación del Cascanueces como uno de doce años. Hay que llegar a la raíz del mal comportamiento; ¿tu hijo se porta mal porque lo llevas tarde a la escuela y descargas tu frustración en él? Ya que los padres son los primeros profesores, fomentar el comportamiento apropiado es la clave para que un niño se porte bien, dice Katherine C. Kersey, de la Universidad Old Dominion y autora de "Los 101. Una guía para la disciplina positiva".

Lenguaje corporal

El lenguaje corporal de los padres, el modo de hablar y la entonación contribuyen a erradicar las rabietas. Si es posible, habla sobre el comportamiento inapropiado en un lugar privado; dile qué esperas, haz contacto visual y escucha la respuesta de tu hijo. Mantente concentrado y calmado, y piensa cómo fomentar el buen comportamiento en esta situación. No discutas, habla suave. A veces, ignorar el mal comportamiento y alejarse le enseña al niño que no conseguirá atención portándose así.

Brinda opciones positivas

Sugiere opciones positivas para cambiar el mal comportamiento. Si tu hijo hace una rabieta porque no lo dejas comer una galleta antes de cenar, recuérdale que puede comer algo más sano como una fruta y guardar la galleta para comerla como postre después de la cena. Lograr que tu hijo haga su tarea puede ser complicado y la Dra. Kersey propone negociar para que vea su programa favorito cuando termine la tarea. Si no la hace, no verá el programa.

Tiempo fuera

El tiempo fuera es una manera positiva de disciplina contra el comportamiento inapropiado. La Dra. Kersey lo llama tomar un descanso. Toma los minutos que equivalgan a la edad de tu hijo para que se calme; un lugar tranquilo y libre de distracciones le ayuda a centrar su atención en mejorar su comportamiento. Sugiere que utilice este tiempo para pensar en el comportamiento positivo que puede aplicar cuando suceda la misma situación. Cuando termine el tiempo, juega, sustituyendo la reacción correcta por el comportamiento inapropiado.

Refuerza el comportamiento positivo

A veces un niño se porta mal porque está aburrido. Si notas que corre por todos lados, cuando estás en una tienda, pídele que te ayude a escoger las compras. Siempre felicítalo cuando demuestre que es responsable, considerado o cuando simplemente haga lo correcto. Recuérdale a tu hijo que lo amas sin importar si fracasa o no.

Más galerías de fotos



Escrito por anne reynolds | Traducido por diana i. almeida