Maneras de ponerse en forma para bailar ballet

Ya sea que te aventures en un estudio de danza por primera vez o regreses después de un largo paréntesis, disfrutarás más de tu clase de ballet si estás relativamente en forma. Es cierto que el mejor entrenamiento para el ballet es el ballet mismo, y con el tiempo tu resistencia, fuerza, flexibilidad y coordinación mejorarán si asistes a clase regularmente y trabajas duro cuando estás allí. Esto no niega la importancia de estar preparado físicamente cuando entras en clase. Te sentirás más confiado y serás menos propenso a las lesiones si estás en buena forma cuando tomes tu lugar en la barra.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mejora tu resistencia, aumenta el flujo de sangre a los músculos y desarrolla fuerza en las piernas con actividades aeróbicas. Trabajar en la barra de ballet no es un gran desafío cardiovascular, pero los pequeños saltos, piruetas y vuelos por el suelo pueden hacer temblar tus piernas y dejarte sin aliento si estás fuera de forma. Ponte como objetivo realizar 30 minutos de actividad cardiovascular tres o cuatro veces a la semana. Caminar, nadar, andar en bicicleta y usar una máquina elíptica son excelentes maneras de aumentar tu capacidad cardíaca y pulmonar, suministrar oxígeno a los músculos y desarrollar fuerza en las piernas.

  2. Prepara una rutina básica de estiramiento y realízala a diario. El ballet exige una gran flexibilidad. Ya seas un principiante o estés retomando las clases, probablemente al salir de tus primeras clases tengas más respeto por músculos que apenas sabías que tenías. Realiza estiramientos básicos, como mariposa, gato, vaca y vallas, que se dirijan a tu espalda, ingle, flexores de la cadera, cuádriceps, isquiotibiales, tobillos y pies.

  3. Toma una clase de yoga o Pilates para desarrollar fuerza en el pecho, controlar la respiración y mejorar tu postura. Si entras en el estudio de ballet con un pecho fuerte, la alineación adecuada y una mayor conciencia corporal, llevarás la ventaja cuando tengas que trabajar en la barra, el equilibrio, los giros y los saltos.

  4. Desarrolla fuerza en el tobillo con elevaciones de la pantorrilla o relevés. Pasarás mucho tiempo en punta de pies durante la clase, y te manejarás mejor, y estarás más seguro, si tus tobillos son estables. Párate frente a una mesada con los pies juntos y con tus dedos apuntando hacia delante. Sujeta el borde de la mesada ligeramente con las dos manos para soporte. Levántate lentamente sobre las puntas de los pies, levantando los talones lo más alto posible y manteniendo tus empeines sobre el segundo y tercer dedo del pie. Contrae las pantorrillas brevemente y luego baja los talones. Realiza dos o tres series de 10 a 15 repeticiones cada una. Forma un ángulo con los dedos del pie hacia afuera y repite el ejercicio en primera posición. Haz esto todos los días en las semanas previas a tu primera clase.

  5. Comienza a alimentarte de la manera correcta y recorta el consumo de calorías si necesitas perder peso. El ballet es exigente para las articulaciones, incluyendo caderas, rodillas y tobillos. Hazle un favor a tu cuerpo perdiendo las libras de más y de ese modo reducir la tensión en las articulaciones. La pasarás mejor durante los movimientos rápidos de pies y saltos si no estás cargando esas libras de más.

Consejos y advertencias

  • Quizás te sientas cohibido durante tu primera clase, pero no ocultes tu cuerpo bajo ropa holgada que interfiera con el movimiento. Cubrirte demasiado probablemente retarde tu progreso.
  • Cuando estés en clase, presta atención a los signos de que estás trabajando demasiado duro. Si algo te duele o si sientes mucho dolor, hazte a un lado y descansa. Bailar con dolor o cuando estás demasiado cansado puede provocar lesiones debilitantes.
  • Si has sufrido alguna lesión en el pasado, habla con tu médico o fisioterapeuta acerca de la conveniencia de practicar ballet. Si recibes el permiso para hacerlo, acércate a tu profesor de baile antes de la primera clase y pídele controlar tu postura y que te recomiende maneras de modificar ciertos ejercicios particulares.

Más galerías de fotos



Escrito por judy fisk | Traducido por martin santiago