Maneras naturales de tratar el mal olor corporal

Las duchas diarias y el desodorante mantienen a raya la transpiración con mal olor, pero no son tus únicas opciones. Si estás buscando una manera suave de protegerte del malo olor, prueba con algunos remedios naturales. Los tratamientos tópicos, como los aceites esenciales que combaten las bacterias, no irritan la piel como lo hacen muchos productos de venta en tiendas. Tu dieta también es importante; los alimentos sanos y ricos en nutrientes mantienen alejados los malos olores.

La causa del mal olor

El mal olor no siempre indica una falta de higiene. Tiene muchas causas posibles. Puede estar provocado por varias condiciones de la salud, incluyendo el estrés, la diabetes, la menopausia o la enfermedad renal. Si sospechas que tienes un problema o una condición de la salud, consulta a un médico para pedirle ayuda. Para bajar el nivel de estrés, prueba con escuchar periódicamente tu música favorita, ver programas cómicos de televisión, meditar o hacer una caminata rápida. La dieta también es causante del mal olor. Los alimentos que pueden provocar malos olores incluyen las bebidas cafeinadas, el alcohol, las cebollas y el ajo. Elimina estos elementos de tu dieta durante algunas semanas y notarás una mejoría. El tabaco es otro culpable, de manera que si fumas, considera dejar el cigarrillo.

Elementos tópico que combaten los malos olores

Los desodorantes que se compran en la tienda previenen el mal olor pero no son una buena opción para todos. Muchos contienen ingredientes químicos que pueden irritar la piel o causar reacciones alérgicas. Para combatir naturalmente el mal olor y la humedad, empolva tu piel con bicarbonato de sodio o maicena. Trata de lavar tus axila con una mota de algodón embebida en hamamelis, jugo de limón o vinagre de sidra de manzana. Estos líquidos cambian el pH de la piel, por lo que las bacterias que causan el mal olor no crecerán allí. Para una solución herbal, aplica aceite esencial de árbol del té, menta, pino o lavanda. Estos aceites matan a las bacterias en forma natural y dejan la piel con un aroma fresco. Si el aceite esencial puro es demasiado fuerte para ti, diluye algunas gotas en un poco de agua antes de aplicarlo. Nunca apliques estos aceites esenciales sobre la piel de un niño o de un bebé sin antes consultar a tu pediatra.

Comer sano elimina el mal olor

Determinadas comidas y bebidas limpian el cuerpo de adentro hacia afuera. Los vegetales de hojas verdes, como la col rizada, la espinaca y la acelga, están repletos de clorofila, que combate el mal olor. Opta por pescado blanco antes de comer carne roja. Tu cuerpo produce malos olores cuando descompone las proteínas de la carne, un proceso que sucede menos con el pescado como el bacalao, la tilapia y el lenguado. Los limones, las naranjas y otros cítricos también son potentes combatiendo los malos olores. Expulsan las toxinas que podrían causarlos. El jugo de agropiro, que se encuentra habitualmente en las tiendas dietéticas, también puede prevenir el mal olor. El fuerte sabor puede resultar desagradable para algunas personas así que comienza con 2 cucharadas de jugo de agropiro mezcladas con 3/4 taza de agua.

Haz tú mismo un desodorante

Si no estás conforme con tu desodorante, prueba hacer el tuyo. Es más barato prepararlo que comprarlo. Además, puedes controlar el aroma y la potencia de la fragancia de tu receta. Para la piel normal, mezcla 1/4 de taza de bicarbonato de sodio con 1/2 taza de maicena. Agrega 10 gotas de aceite esencial, si lo deseas. Luego añade 2 cucharadas de aceite de coco y mezcla bien. Llena con una cuchara un envase con tapa. Si tienes un envase de un desodorante en barra vacío, puedes usarlo para tu mezcla. Deja que se afirme durante un día antes de usarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por irene cudich