Maneras de saber si estás listo para convertirse en profesional en el boxeo

Por los boxeadores aficionados prometedores, la tentación de convertirse en profesionales con demasiada rapidez puede ser fuerte. No sólo es la plataforma y la audiencia significativamente mayor para los profesionales, sino también el deseo de que se les pague por las horas de entrenamiento dedicado es comprensible grande. Convertirse en profesional con demasiada rapidez, sin embargo, puede interrumpir una carrera de otra manera prometedora y aumentar el riesgo de lesiones importantes.

Opinión del entrenador

La pauta más importante a seguir para decidir si estás listo para convertirte en profesional es la opinión de los entrenadores o instructores. Es un desperdicio de tu tiempo y el de tu entrenador trabajar con él si no le tienes confianza y no tiene la capacidad de guiarte apropiadamente. Asumiendo que tu entrenador tiene las cualidades y la experiencia para guiarte correctamente, tanto dentro como fuera del ring, debes confiar en su juicio para decidir si tienes las habilidades necesarias para competir profesionalmente. Esto puede requerir paciencia de tu parte.

Carrera principiante

Ser invicto después de un número significativo de peleas aficionadas puede parecer como un buen indicador de tu preparación para peleas profesionales. Sin embargo, esto depende en gran medida del nivel de habilidad de los aficionados que enfrentas. Además, el número de peleas aficionadas que un boxeador debe experimentar antes de hacerse profesional varía mucho de un luchador a otro. En algunos casos, un boxeador sólo podrá tomar un puñado de combates antes de hacerse profesional, mientras que otros, particularmente aquellos que desean llegar a los Guantes de Oro o el éxito olímpico como aficionados, pueden tomar por lo menos varias docenas. De cualquier manera, el nivel de habilidad de la competición tendrá un mayor impacto en tu preparación para el anillo profesional que el simple número de partidos.

Licencias y preparación

Al considerar convertirte en profesional, debes buscar oportunidades para entrenar con luchadores profesionales establecidos. Tu entrenador debe ser capaz de crear estas oportunidades para ti. A medida que te vuelves capaz de mantener tu propia resistencia contra los boxeadores profesionales de éxito en el combate, te convertirá en alguien más preparado para peleas profesionales reales. Según la División de Regulación Profesional de Illinois, una vez que tú y tus entrenadores han decidido que estás listo para convertirte en profesional tendrás que solicitar una licencia de boxeo profesional con la comisión atlética del estado.

Otras consideraciones

Como Jay Heater escribió en una columna de 2010 del Idaho State Journal: ""One money fight and you're done as an amateur." Una vez que hayas tomado la decisión de pelear como profesional, nunca más se te permitirá competir como aficionado. Además, la falta de casco y el acolchado adicional en los niveles profesionales aumenta las expectativas de cada golpe que lanzas y recibes. Para los combatientes fuertes, esto puede hacer que las peleas profesionales sean más fáciles, para los combatientes por puntos, sin embargo, esto puede hacer las peleas profesionales más difíciles. Si haces el salto a la profesionalidad muy temprano y te encuentras fuera de tu elemento no tienes alternativas. Por esta razón, es mejor errar en el lado de la paciencia y la prudencia antes de hacerse profesional.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph mcallister | Traducido por natalia pérez