Maneras de cocinar salchichas

Para los embutidos más sabrosos y húmedos, cocina las salchichas lentamente a una temperatura de calor relativamente baja. La cocción lenta asegura que se cocinen uniformemente, mientras que cocinarlas demasiado rápido resulta en que queden doradas por fuera pero rosadas en el interior. La cocción lenta también evita que la carcasa exterior se salga bajo las altas temperaturas. No importa qué método de cocción utilices, asegúrate de tomar la medición de la temperatura interna en la parte más gruesa de la salchicha.

Freída en la sartén

Mientras freír en sartén es el método de cocción más rápida, es fundamental cocinar la carne lo suficientemente lento para que el interior esté completamente cocido. Precalienta a fuego lento y a continuación, coloca la salchicha en la sartén caliente. Cuando la salchicha esté de color marrón, usa pinzas para darla vuelta hacia el otro lado. No uses un tenedor para pinchar la salchicha, dado que la perforación de la piel permite que la humedad se escape. Cuando ambas partes estén de color marrón, coloca una pequeña cantidad de agua en la sartén. Tapa la olla y deja que las salchichas se cocinen hasta que alcancen una temperatura interna de por lo menos 165 grados F (70° celsius). Retira la sartén del fuego y deja que la salchicha descanse durante cinco o seis minutos antes de servirla.

Hervir

Hervir es una forma efectiva para cocinar salchichas lentamente de modo que la humedad y el sabor queden intactos. Para hervir las salchichas, colócalas en una olla, cubre la salchicha con caldo, agua u otro líquido. Lleva el líquido a ebullición y coloca la tapa sobre la olla. Deja que las salchichas se mantengan en el agua hirviendo a fuego lento hasta que la temperatura interna alcance los 165 grados F (70° Celsius). Si te gusta, cocina las salchichas hasta que estén listas y el líquido se haya evaporado. Agrega una pequeña cantidad de aceite de canola o aceite de oliva y déjala para dorar la salchicha. También puedes hervirlas y luego terminar la cocción friéndolas en una sartén o en una parrilla.

Parrilla

Cocina las salchichas en una parrilla de gas o carbón. Si usas una parrilla de gas, calienta la parrilla a fuego medio o medio-bajo y cocínalas hasta que alcancen una temperatura interna de 165 grados F (70° celsius) o más. Usa tenazas para darles vuelta a la mitad del tiempo de cocción. Con una parrilla de carbón, coloca las salchichas en el borde exterior de la parrilla para moverlas lejos del calor y evitar que se cocinen demasiado rápido. Si lo deseas, hiérvelas en agua y luego pásalas a la parrilla para que se doren.

Cocción al horno

Para cocer las salchichas al horno, precalienta el horno a 375 grados F (190° Celsius). Ponlas en una bandeja para hornear o en una sartén ligeramente engrasada, luego las horneas hasta que alcancen, al menos 165 grados F (70° Celsius). Cocínalas de ocho a 10 minutos, o alrededor de la mitad del tiempo de cocción, gíralas y termina la cocción.

Nutrición

Una salchicha promedio contiene aproximadamente 210 calorías, 19 gramos de grasa y 562 miligramos de socio. Para una opción más sana puedes elegir una salchicha vegetariana o basada en soja que tendrá un contenido de grasa y calorías reducido, y también tendrá menos sodio. También puedes probar salchichas de pollo.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por mariana van der groef