Maneras de cocinar la col rizada

La col rizada parece solo una hoja verde, pero este vegetal rico en fibra de la familia del repollo, se presta a una variedad de métodos de cocción. La col rizada también contiene altas cantidades de vitaminas A, C y K dentro de sus hojas onduladas. Muchos vegetales se reducen significativamente al cocinarse, pero la col rizada mantiene la mayor parte de su volumen, forma y textura masticable incluso después de la cocción.

Estofada

La col rizada estofada se cocina con una pequeña cantidad de caldo de pollo en una olla para hacer un plato sabroso. Empieza por cocinar dos dientes de ajo picado y 1/2 taza de cebolla finamente picada en 2 cucharadas de aceite de oliva caliente. Después de un minuto, agrega 1 taza de caldo de pollo y 2 libras (900 g) de col rizada picada sin los tallos. Cubre la cacerola y cocínala durante cinco minutos o hasta que esté tierna. Continúa la cocción con la olla destapada durante tres a cinco minutos para permitir que el caldo de pollo se evapore completamente.

Horneada

La col rizada horneada crea bordes crujientes en las hojas. Retira los tallos duros de las hojas antes de cocinarla. Pica las hojas restantes en trozos más pequeños de aproximadamente 2 pulgadas (5 cm). Para cada grupo de col utilizado, agrega 1 cucharada de aceite de oliva. Añade otros condimentos deseados como ajo, pimienta de Cayena, sal y pimienta. La col rizada preparada va en una bandeja para hornear a un horno precalentado a 375 grados Fahrenheit (190º C). Revuelve y voltea los trozos de col cada cinco minutos para que las hojas se doren uniformemente. El tiempo de cocción total es de entre 15 y 20 minutos. La col rizada debe estar tierna con los bordes crujientes y dorados cuando esté terminada.

Cocida al vapor

Este método cocina la col rizada usando vapor creado a partir de una pequeña cantidad de agua en una bandeja. Una cesta de vapor hace que cocinar al vapor sea un proceso simple. La cesta metálica va adentro de una olla para elevar la col lo suficiente como para que no quede sumergida. El agua va en la bandeja justo hasta la cesta, mientras que la col rizada va dentro de la misma. Cuando la col rizada esté blanda, añade unas gotas de jugo de cítrico o aceite de oliva. Otra opción es agregar otras verduras al vapor justo antes de servirla.

Salteada

La col rizada funciona bien en un salteado porque mantiene la forma y no se ablanda al cocinarla. Saltea la col por sí sola o con otras verduras. Necesitarás aproximadamente 2 cucharaditas de aceite en una sartén caliente. Añade trozos del tamaño de un bocado de col a la sartén y revuelve con frecuencia. La col rizada se ablandará mientras se cocina y comenzará a dorarse ligeramente. Agrega salsa de soja o una salsa de salteado para condimentarla.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por marcela carniglia