Maneras en que las chicas preadolescentes pueden perder peso sin hacer dieta

De acuerdo con los Centers for Disease Control (CDC), la prevalencia de la obesidad en los preadolescentes se ha incrementado de un 6.5% a un 19.5% en los últimos 30 años. Los niños obesos tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de colesterol alto, alta presión arterial y diabetes tipo 2. Los padres que tengan hijas preadolescentes con problemas de sobrepeso pueden sentirse sobrepasados por el problema, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics (AAP). La dieta y el consumo restringido de calorías no están recomendados para estas chicas; en lugar de eso, el enfoque se hace en la familia y en hacer cambios saludables en la alimentación y el ejercicio.

Alimentos de los que hay que comer más

Hacer elecciones saludables de alimentación es el primer paso para lograr un peso adecuado para las chicas preadolescentes. La AAP recomienda comer cinco porciones de frutas y vegetales todos los días. También recomienda comer alimentos bajos en grasa y altos en calcio como la leche y el yogur descremados. Elegir más granos enteros como pan de trigo integral, pasta de trigo integral y arroz integral también incrementará el consumo de fibra y ayudará a las jóvenes a sentirse satisfechas. Comer más proteínas magras, entre las que se encuentran el pollo, el pescado, la carne roja magra y el queso bajo en grasa también le ayudarán a lograr su meta de pérdida de peso.

Alimentos de los que hay que comer menos

Limitar los alimentos poco saludables disminuirá el consumo de calorías vacías. Las calorías vacías pueden acumularse rápidamente y ofrecen un nulo valor nutricional. La AAP recomienda limitar el consumo de bebidas endulzadas como la soda y el jugo. Los nutriólogos certificados recomiendan eliminar los dulces, las frituras, el pastel, las galletas y las papas a la francesa de la lista de compras. La AAP y los nutriólogos certificados están de acuerdo en que hay que limitar la comida rápida a no más de una vez por semana. Limita los bocadillos entre comidas o elige unos que contengan menos de 100 calorías.

Consejos de comportamiento

La actividad es un componente importante de un plan de pérdida de peso. La actividad regular que incluya entrenamiento de resistencia con pesas preservará el tejido muscular de una jovencita al tiempo que pierde grasa. El tiempo de televisión deberá estar limitado a sólo una hora al día. Un estudio de la Memphis State University concluyó que el tiempo que se pasa mirando la televisión contribuye al aumento de peso debido a que desacelera el metabolismo. Comer regularmente en familia y nunca saltarse el desayuno ayudará a las jóvenes a conservar los buenos hábitos, así como servir las porciones adecuadas en el plato de cada uno, evitar el estilo bufete y permitir que los segundos platos o las guarniciones sean sólo vegetales. Crear horarios para las comidas y los bocadillos limitará los antojos. Lo más importante, la comida no deberá ser utilizada como recompensa.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por reyes valdes