¿Cuál es la manera más efectiva de planchar ropa de algodón?

Versátil y práctica, la ropa de algodón es especialmente valorada porque es resistente, transpirable, cómoda y suave al tacto. El algodón es fácil de cuidar, conservando su apariencia a través de los repetidos usos y lavados requerir costosas limpiezas en seco. A pesar de todas sus cualidades positivas, el algodón se arruga con facilidad y con frecuencia necesita plancharse para mantener su apariencia lisa y fresca.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Plancha
  • Paño húmedo
  • Tabla de planchar con acolchado grueso y cubierta resistente al calor
  • Botella pulverizadora
  • Bolsa de plástico
  • Agua destilada

Instrucciones

  1. Revisa si la plancha está sucia antes de enchufarla. Si es necesario, límpiala con un paño húmedo, porque el polvo y la suciedad se transferirán a la tela limpia de algodón.

  2. Instala la tabla de planchar en una superficie estable. Fíjate que la tabla tenga un acolchado grueso para crear una superficie blanda para planchar, y también que tenga una cubierta de tela resistente al calor, como muselina, silicona o teflón.

  3. Rocía la tela de algodón con agua usando una botella rociadora con boquilla para niebla fina hasta que la prenda esté húmeda. Si prefieres una apariencia más nítida, rocía la prenda húmeda con almidón en aerosol. Coloca la prenda en una bolsa de plástico para que la humedad pueda remojar la tela.

  4. Llena la plancha con agua destilada. Evita el agua del grifo, ya que los minerales en el agua se depositarán eventualmente en la plancha y pueden manchar la ropa.

  5. Pon la plancha en "algodón". Antes de planchar, prueba en una parte oculta para asegurarte de que no esté demasiado caliente y queme la tela. Lee siempre la etiqueta antes de comenzar, ya que las telas de algodón mezcladas con poliéster requieren menos temperatura.

  6. Estira la prenda bien lisa sobre la tabla de planchar. Alisa la tela con las manos a medida que trabajas o plancharás las arrugas y las marcas serán difíciles de quitar.

  7. Plancha la prenda moviendo la plancha caliente hacia atrás y adelante sobre la tela. Mueve la plancha suavemente y con cuidado y no dejes de moverla para evitar quemar la tela. Rocía nuevamente la tela con agua si se seca durante el proceso de planchado. Cuelga o dobla la prenda inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por frances criquet