¿De qué manera beber agua contaminada afecta a nuestra salud?

El agua potable es esencial para la vida. Las personas en EE.UU. a menudo lo dan por hecho, pero hay situaciones en las que el suministro puede contaminarse. Las bacterias, los virus y los contaminantes pueden afectarla, y si la bebes, puedes enfermarte inmediatamente o, si no detectas la contaminación y bebes durante un largo período, puedes desarrollar problemas de salud crónicos.

Contaminantes

De acuerdo con el North Carolina Cooperative Extension Service (Servicio de Extensión Cooperativa de Carolina del Norte), hay cuatro tipos de contaminantes que pueden entrar en el suministro de agua potable: microbios patógenos como la salmonella y la disentería, los compuestos orgánicos como los pesticidas y solventes, compuestos inorgánicos como el arsénico y el plomo, y los elementos radiactivos como el radón. Los microbios pueden hacer que te enfermes de inmediato, algunos de los síntomas incluyen náuseas, vómitos, diarrea y calambres estomacales. Los otros tres tipos de contaminantes por lo general no causan síntomas de inmediato, pero pueden acumularse en tu sistema con el tiempo y causar problemas como enfermedades de la tiroides y el cáncer.

Fuentes

Si tu fuente de agua está expuesta al aire, como un lago o embalse, entonces, está expuesta a la lluvia ácida y los desechos de las tormentas. Durante las temporadas de lluvias extremas, los desechos de animales, pesticidas y residuos industriales que normalmente quedarían en el suelo pueden terminar en la fuente de agua. La luz del sol y los microbios beneficiosos descomponen algunos contaminantes naturalmente. El agua de pozo puede contaminarse cuando los contaminantes se filtran en el agua subterránea de fuentes cercanas, como los vertederos de residuos inadecuadamente sellados. Los pozos no se contaminan con tanta facilidad como las fuentes de agua al aire libre, pero el proceso de limpieza natural puede tardar un tiempo.

Seguridad

De vez en cuando, las comunidades emitirán alertas, pidiendo que los residentes hiervan toda el agua antes de su uso. No debes utilizar el agua sin tratar para cepillar tus dientes, cocinar o beber. Puedes ducharte si evitas que el agua entre en tus ojos y boca. Hervir el agua matará a la mayoría de las bacterias, virus y parásitos, pero no afectará a los contaminantes químicos o radiación.

Regulación

Aunque el agua no suele ser 100 por ciento pura, se puede esperar que sea segura para beber. Como resultado de la Clean Water Act (Ley de Agua Limpia), la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección del Medio Ambiente) establece las reglas para el nivel aceptable de contaminantes específicos en los sistemas de suministro. La EPA requiere que las ciudades le hagan pruebas al agua que beben regularmente y publiquen los resultados en un informe anual. La agencia no regula todos los posibles contaminantes y no efectúa pruebas sobre los pozos en las casas particulares. Si este tema te preocupa, ponte en contacto con tu departamento de salud local para obtener información acerca de los laboratorios que analizan el agua. Dependiendo de qué nivel de detalle deseas, la prueba puede costar entre US$15 a cientos de dólares.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie webber | Traducido por barbara obregon