Manejo de comportamiento para niños con autismo en las escuelas

Disciplinar a los niños con autismo, especialmente en el ámbito escolar, se debe hacer con planificación y atención. De acuerdo con WebMD, los niños con autismo se refieren a otros de manera diferente que un niño con desarrollo típico. Por esta razón, los niños autistas necesitan técnicas especiales de disciplina para cumplir con sus necesidades de desarrollo especiales. Los Centros de control y prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) recomiendan varias estrategias de comportamiento para ayudar a los educadores a disciplinar a los niños autistas.

Análisis de comportamiento adecuado

El Análisis de Comportamiento Aplicado ha sido un método de disciplina exitoso para niños autistas en la escuela. El Análisis de Comportamiento Aplicado utiliza señales naturales en el entorno de tu hijo para influir en los comportamientos adecuados. El maestro de tu niño va a buscar disparadores para su comportamiento negativo, al igual que lo que sucede durante y después de la conducta negativa para alentarla a que continúe. El maestro entonces hará todo lo posible para eliminar el gatillo y reemplazarlo con un estimulo más positivo. Tu hijo podría ser desencadenado a actuar negativamente cuando es el momento de pasar de la lectura (su tema favorito) a la ciencia (su menos favorito). El maestro de tu hijo le puede dar un aviso de cinco minutos que el cambio de clase se llevará a cabo. Puede ir a su escritorio en el momento del cambio y ayudar a tu hijo a poner su libro de lectura a distancia y sacar su libro de ciencias. También se podría emplear un ayudante de aula para sentarse con tu hijo durante los primeros minutos de la clase para ayudar con la transición. A medida que tu niño se sienta más cómodo con el cambio, esta ayuda puede ser gradualmente eliminada.

Tratamiento y Educación de Niños Autistas y con Discapacidades de Comunicación Afines

El sistema TEACCH (Treatment and Education of Autistic and Related Communication Handicapped Children) utiliza currículas altamente estructuradas y los límites para mantener a los niños autistas en su tarea y concentrados en el aula. Los horarios son personalizados para cada niño y utilizan las fortalezas del niño para ayudarle durante todo el día. El sistema TEACCH opera en la creencia de que los problemas de comportamiento tienen una función para el niño autista, y por lo tanto, el reconocimiento de la causa es importante para cambiar el comportamiento negativo. El sistema TEACCH crea apoyo en el horario y día del niño autista para evitar colapsos y comportamientos problemáticos. Los educadores enseñan a los niños autistas comportamientos alternativos que permiten lograr los mismos resultados que la conducta problemática. La esperanza es que con el tiempo estos nuevos comportamientos sustituirán a los comportamientos negativos como un medio para un fin para el niño.

Imágenes y cuadros de comportamiento

Los niños con autismo de alto funcionamiento, tales como el síndrome de Asperger, pueden beneficiarse de la imagen y gráficos de comportamiento que representan los comportamientos aceptados que se esperan de ellos. El maestro de tu hijo puede anotar los comportamientos esperados para cada período de clase, y tu hijo o ayudante de un profesor puede marcar si tu hijo cumplió con las expectativas. Para un niño que se esfuerza por leer, el maestro puede hacer dibujos o símbolos de uso (similar al sistema PECS) para ayudar a tu hijo a entender las expectativas. Los elogios verbales de los comportamientos esperados ayudará a éstos a convertirse en lugar común. La redirección y la ignorancia planeada funcionan para alguna mala conducta, pero el profesor debe evitar tiempos de espera o regaños, ya que esto sólo avergonzará a tu hijo y podría causar más brotes. Los estallidos graves o de mal comportamiento, especialmente si tu hijo se vuelve violento, deben tratarse sacando al niño de la clase para un tiempo de enfriamiento. El maestro debe entonces hablar con su hijo la razón de su estallido (si es capaz de verbalizar esto) o pedir a otros compañeros de clase para identificar los factores desencadenantes que llevaron a la conducta problemática.

Otras consideraciones

Toma en consideración varios factores al disciplinar a los niños con autismo en la escuela. Uno, no todas las técnicas de disciplina funcionan con todos los niños. Una evaluación de la conducta funcional, realizada por un profesional, el maestro o ambos, puede ayudar a determinar la función de la conducta del niño. Las alternativas pueden ser presentadas a ayudar al niño a obtener el mismo resultado de una manera más positiva. Dos, debes estar al tanto de cualquier cambio en la vida del niño que contribuyen a los problemas de disciplina. Un niño que normalmente no tiene un problema de comportamiento y de repente una actuación puede estar experimentando estrés en otras áreas de su vida. Tres, la participación de los padres tanto como sea posible. Los padres conocen a sus hijos en el mejor de espectro, y pueden ser capaces de ayudar en la aplicación de la disciplina efectiva utilizando las técnicas aplicadas en el país. Recuerda que los niños con autismo luchan con el cambio, por lo que la consistencia puede ser una clave para la gestión eficaz de la conducta.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle blessing | Traducido por blas isaguirres