Cómo manejar la expectativa respecto a la llegada de un bebé

A medida que llegas a la meta final de un largo embarazo, tu entusiasmo, ansiedad y expectativa pueden ser un poco abrumadoras. Esos últimos meses pueden hacerse eternos mientras esperas para tener en brazos a tu bebé. Si ves que estás mirando el calendario constantemente o preocupándote sobre toda variable posible, es probable que necesites algo para distraerte de la inminente llegada de tu pedacito de alegría. Al mantener tus manos y mente ocupadas, la fecha de parto llegará en un abrir y cerrar de ojos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Prepara la casa para la llegada del bebé. Tal vez estés motivada para limpiar y organizar tu casa durante las últimas semanas de embarazo, esto se llama anidado. Prepara tu casa con todo lo necesario para el bebé, pero asegúrate de buscar ayuda para levantar cosas pesadas. Si vas a pintar el cuarto del bebé, la American Pregnancy Association recomienda que evites los gases que desprende la pintura a base de aceite y látex.

  2. Inscríbete junto con tu pareja en clases sobre partos, que generalmente se dan por medio del hospital o un centro comunitario de la zona. Mucha de la expectativa que aparece cuando vas a tener un bebé también puede asociarse con la ansiedad respecto al parto así como también la preocupación del cuidado básico del recién nacido. Pasar tiempo instruyéndote te ayudará a calmar algo de la ansiedad porque te sentirás más capaz y preparada. Muchas unidades de parto también ofrecen recorridos de las instalaciones para que puedas ver el lugar con anticipación.

  3. Sigue viendo a tu tocoginecólogo o partera por los cuidados prenatales. En los últimos dos meses de embarazo generalmente las consultas aumentan de una vez al mes a dos veces al mes y finalmente son semanales. Si te mantienes al día con tu proveedor de servicios médicos te asegurarás estar lo más saludable posible los últimos meses de embarazo y te dará tranquilidad saber que el bebé en camino está sano.

  4. Mantén un diario personal sobre los últimos meses de embarazo. Cuando la expectativa sea alta, puede ser de ayuda escribir algunos de los detalles y pensamientos. Sin importar si escribes en un diario o en un blog, podrás pasárselo un día a tu hijo para que pueda leer cuán entusiasmada estabas al esperar su llegada.

  5. Planifica una "luna de bebé" con tu pareja para celebrar la inminente llegada del niño. No es necesario que sea cara, pero debes aclarárselo a tu tocoginecólogo ya que muchos recomiendan no viajar luego de las 36 semanas de embarazo. Cuando te den el visto bueno, planifica un viaje relajante y libre de estrés, que les pueda servir de respiro respecto a los cambios que están por venir con el nacimiento del bebé. Esto también te dará la oportunidad de relajarte y conectarte con tu pareja antes de que se sume una tercera personita a la relación.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por noelia menéndez