Cómo manejar una ex esposa dañina durante el divorcio

Un divorcio es una de las experiencias más difíciles que una persona puede enfrentar. El artículo "La influencia del divorcio en la salud de los hombres", en el periódico Men´s Health, dice que terminar un matrimonio tiene efectos negativos físicos, emocionales y espirituales que los hombres experimentan. Pueden ser desde un resfriado común hasta condiciones permanentes como enfermedades cardiovasculares, hipertensión, ataques, cáncer y paros cardiacos. Los hombres que se han divorciado con frecuencia caen en el abuso de sustancias, se deprimen y hay un 39% de probabilidad de que se suiciden. Los hombres divorciados tienen problemas para manejar los encuentros con una ex esposa dañina, pero hay tácticas para que está transición sea más ligera.

Haz lo correcto

Quizá sea difícil, pero hacer lo correcto al lidiar con una ex esposa dañina es lo mejor. Tal vez sea útil pensar en las razones de su comportamiento. En su libro de 2012, "Renegociar las relaciones familiares: Divorcio, custodia de los niños y mediación", Robert E. Emery enfatiza la importancia de entender el proceso de duelo y emociones comunes durante un divorcio. Mostrar empatía y negarte a involucrarte en el conflicto no es justificar el mal comportamiento de tu ex esposa, sino evitar que el problema crezca. Añadir más combustible al juego sólo empeora las cosas.

Evita hablar mal de ella

Cuando hables con tus hijos, familia, amigos o colegas evita decir cosas negativas de tu ex esposa. El libro del Dr. Richard A. Warshark, "Veneno del divorcio: Cómo proteger a tu familia de las habladurías y lavados de cerebro", habla sobre cómo los niños se confunden, se molestan y se alejan cuando escuchan a uno de sus padres hablar mal del otro. Aunque tu ex esposa te frustre, es mejor hablar de tus sentimientos con un profesional y no agobiar a quienes te rodean.

Mantén tu temperamento bajo control

Si estás experimentando un divorcio, con probabilidad te enojarás por algunas cosas, que empeorarán si confrontas con frecuencia a tu ex esposa. Mantenerte calmado durante los altercados es esencial, no sólo por la seguridad de todos, sino también para establecer la paz. Para evitar represalias controla cualquier cosa que provoque tu ira; cuando se de cuenta de que sus acciones no te afectan, quizá cambie su comportamiento.

Considera la mediación

La American Association of Marital and Family Therapy sugiere que asistir con un profesional, que tenga experiencia con parejas que atraviesan un divorcio complicado, puede ser muy útil. La medición es un proceso a corto plazo y estructurado en el cual la ex pareja se reúne con una tercera persona imparcial. La meta es desarrollar estrategias más efectivas para compartir la custodia y manejar las finanzas y otros asuntos.

Más galerías de fotos



Escrito por jeanne dupuis | Traducido por diana i. almeida