¿Cómo manejar la conducta agresiva en un adolescente varón?

Los adolescentes varones pueden tener problemas, y de hecho los tienen, para controlar su enojo. Esto varía en severidad desde simples ataques de ira hasta actos criminales de agresión. Aunque tanto los chicos como las chicas experimentan ira, los actos de agresión son más comunes en los chicos, reporta el National Youth Violence Prevention Resource Center. Entre el 30 y 40 por ciento de los adolescentes varones reportan haber participado en un delito violento grave, como el asalto o la violación, a la edad de 17, mientras que sólo entre el 16 y el 32 por ciento de las mujeres dice lo mismo, señala esta fuente, citando una serie de estudios realizados por el U.S. Department of Health and Human Services que abarca desde 1976 hasta 1999. Aunque es común, la agresión adolescente es inevitable. Combate las tendencias agresivas de tu hijo para reducir la posibilidad de que su ira lo meta en problemas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Calma las discusiones en lugar de avivarlas. Linda Blair, una psicóloga clínica que reporta para el sitio NHS Choices, patrocinado por el gobierno británico, recomienda que los padres se retiren cuando surjan las discusiones. Si tu hijo es en alguna medida receptivo, recomiéndale que se relaje, tomando un respiro profundo y sosteniéndolo por varios segundos antes de soltarlo. Después de repetir esto muchas veces, tu hijo puede calmarse lo suficiente para hablar productivamente, señala Blair.

  2. Da instrucciones efectivas. No le hagas una pregunta a tu hijo agresivo que abra la puerta para una discusión, advierten Tammy D. Barry, Ph.D. y John E. Lochman, Ph.D. en su reporte para la National Association of School Psychologists. Si dices "¿Te gustaría ir a tu cuarto y calmarte?", estás creando una oportunidad para que tu hijo responda "No". En lugar de esto, di "Por favor ve a tu cuarto". Aunque todavía puede rechazar tu petición, se lo habrás hecho más difícil.

  3. Habla con tu hijo adolescente acerca de sus sentimientos. Aunque él no se dé cuenta, los sentimientos de enojo pueden hacerlo actuar de forma agresiva. Después de que se haya calmado, habla con él sobre lo que estaba sintiendo cuando reaccionó con ira. Al mostrarle la relación entre su malestar emocional y la respuesta física de agresión puedes ayudarlo a entender mejor su propia reacción.

  4. Inscríbelo a un programa estructurado. Si tu hijo se encuentra enojado con frecuencia, podría necesitar más ayuda de la que tú puedes proporcionar. Barry y Lochman recomiendan hablar con tu doctor sobre programas de manejo de la ira en tu área. A través de la participación en un programa formal, tu hijo adolescente puede desarrollar habilidades para el manejo de la ira que necesitará para controlar por sí mismo la agresión en el futuro.

  5. Motiva a tu hijo para que cambie su conducta. Para detener sus pautas de agresión, tu hijo tiene que sentir que es posible cambiar, señala Sarah D. Sparks a través de Education Week. Dile a tu hijo que crees que él es capaz de controlar su ira, y elógialo cuando lo consiga para darle motivación adicional para abandonar sus hábitos agresivos.

Más galerías de fotos



Escrito por erin schreiner | Traducido por alejandro cardiel