Cómo manejar el berrinche de un bebé en un restaurante

En un mundo perfecto, tu bebé dormiría tranquilamente en su cargador durante toda la comida al estar en un restaurante. En el mundo real, este no siempre es el caso. Los bebés son impredecibles y nunca se sabe cuándo surgirá un berrinche. Esta es precisamente la razón por la que necesitas estar preparado para manejar los berrinches antes de que sucedan. Tener un plan de acción te facilitará manejar la situación rápidamente y te ahorrarás las miradas de enojo de la gente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Biberón
  • Leche de fórmula
  • Pañales
  • Toallitas para bebés
  • Almohadilla para cambiar al bebé
  • Juguetes
  • Chupete

Instrucciones

  1. Planifica la salida, recomienda MayoClinic.com. Sin importar si vas a una cena familiar en un restaurante fino o si simplemente vas a disfrutar de salir en familia una noche a un lugar familiar, debes planificar con anticipación y llevar las cosas esenciales que pueda necesitar tu bebé. Por ejemplo, lleva un biberón y leche de fórmula o leche materna, su chupete, su manta o muñeco preferido o algunos juguetes coloridos con los que pueda jugar para distraerse. Si es lo suficientemente grande como para comer alimentos sólidos, lleva un recipiente pequeño con alimentos que pueda comer o succionar mientras ustedes comen.

  2. Decodifica el llanto de tu bebé para darte cuenta de lo que necesita, recomienda CNN Health. En el caso de la mayoría de los bebés, lo primero a verificar es si tiene el pañal sucio, si tiene hambre o sueño. Si tiene hambre, prepara el biberón y dale de comer. Si necesita un pañal nuevo, llévalo al sector para cambiar bebés en el baño y cámbialo. Si está cansado, intenta sacarlo del cargador y mecerlo en brazos o en el cargador.

  3. Saca a tu hijo del lugar si es necesario, recomienda MayoClinic.com. Si tus intentos para evitar que el bebé llore en el restaurante no funcionan, lleva a tu bebé fuera, al automóvil o al baño hasta que se calme. Cuando no puedas lograr que se calme, puede ayudar caminar un poco con él para aliviar sus miedos o sólo para ahorarrles a los demás los llantos. Si no se calma, puede ser buena idea pedir la cuenta y que te guarden la comida en una caja, e irte a casa.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por noelia menéndez