Cómo manejar adolescentes olvidadizos

El "cerebro de chorlito adolescente" puede no ser un trastorno oficial pero eso no quiere decir que no es un problema común de los padres frente a los adolescentes. Algunos olvidos pueden ser debido a la falta de atención o simplemente a "elegir ignorarte" pero si suceden con frecuencia, podría ser el momento de tomar el control y hacer algunos cambios.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Hazlo responsable por cualquier olvido que esté causando consecuencias. Por ejemplo, si se olvida de devolver los libros a la biblioteca a tiempo, hazle pagar los cargos por el atraso​​. Si se olvida su licencia de conductor y recibe una multa a causa de ello, hazle pagar por el billete de su propio bolsillo. Si hay consecuencias por su comportamiento, va a estar más propenso a prestar atención la próxima vez.

  2. Consíguele un organizador electrónico para ayudarle a realizar un seguimiento de sus citas y obligaciones. Si tu hijo tiene un smartphone o iPad, ayúdalo a encontrar una aplicación para realizar un seguimiento de sus actividades. Puede que tengas que empujarlo y recordarle introducir fechas y actividades importantes en el calendario en un primer momento, por lo menos hasta que comprenda la importancia de no perder de vista las cosas para evitar consecuencias.

  3. Sienta a tu hijo y ten una charla al respecto. Podría ser que el olvido sea porque está abrumado con demasiadas actividades. Si ese es el caso, fíjate si hay alguna que pueda dejar para ayudarlo a que se organice mejor, tal vez algunas actividades después de la escuela.

  4. Haz una lista de las cosas que esperas que él haga y que sigue olvidando. La lista debe incluir obligaciones, como sacar la basura, pasear al perro o llenar el tanque del auto cada vez que lo utiliza. Imprime la lista y colócala en algún lugar donde él pueda verla. Si las cosas todavía no se hacen a pesar del recordatorio, puede que tengas que considerar la posibilidad de que él esté haciendo caso omiso de las peticiones, en lugar de olvidándose de ellas. Puedes tener otra charla con tu hijo y explicarle las consecuencias, como la pérdida de algunos privilegios, si continúa ignorando u olvidando sus obligaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por sofía bottinelli