Cómo manejar una adicción al alcohol

Beber una cerveza en un partido de fútbol es un placer simple que muchos pueden disfrutar sin pensarlo dos veces. Sin embargo, para las personas que luchan con una adicción, la cerveza o el vino espumoso dulce pueden convertirse en una obsesión que consume todo. La adicción al alcohol es reconocida por muchos profesionales de la medicina como una enfermedad. Al igual que con cualquier otra, es esencial buscar tratamiento en forma de asesoramiento profesional, responsabilidad de grupo y cambios de estilo de vida que te permitirán controlar tu adicción.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Admite que tienes un problema. Uno de los primeros pasos en el manejo de cualquier adicción es reconocer que estás luchando con algo más allá de tu control. Reconocer un cierto nivel de impotencia proporcionará el impulso necesario para buscar el apoyo de otros, de acuerdo con Alcohólicos Anónimos.

  2. Únete a un grupo de apoyo. Las organizaciones, como Alcohólicos Anónimos, han desarrollado un programa de eficacia comprobada para abordar y gestionar la adicción al alcohol. Te encontrarás con otras personas que comparten tu lucha y te beneficiarás de la rendición de cuentas que ofrecen las reuniones de grupo.

  3. Evalúa tus relaciones. Un estudio sobre el abuso del alcohol y el alcoholismo, realizado por Peter D. Hart Research Associates para el Rush Recovery Institute, destacó la importancia de las relaciones en el camino hacia la recuperación de la adicción. Tus amigos y familiares pueden ayudarte animándote a enfrentar tu adicción. Los seres queridos también pueden permitirle a los adictos sin darse cuenta, fomentando el consumo de alcohol en eventos sociales o descartando la gravedad de la adicción. Profundiza en tus relaciones con las personas que apoyan tu compromiso para superar la adicción.

  4. Evita las situaciones que hacen que el autocontrol sea difícil. Si estuvieras en una dieta, evitarías las panaderías para que el aroma de las galletas no te desvíe. Utiliza la misma técnica de prevención para controlar tu adicción al alcohol. Mantente alejado de los bares, licorerías y tabernas. Ve a los restaurantes con un amigo que te ayude a tomar agua en lugar de vino. Dale el pasillo licor en la tienda una gran luz para que no alcances a ver las botellas.

  5. Habla con tu médico. Una adicción al alcohol puede tener muchas consecuencias físicas graves. Es importante ser honesto con tu médico acerca de tu adicción para que te pueda hacer un examen físico completo para la detección de problemas de salud. Tu médico también puede ser capaz de sugerir programas de apoyo para los adictos en el área local.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por maría j. caballero