Cómo hacer que las mamás se sientan mejor

Ya sea debido al estrés de llevar a los niños desde el punto A al punto B, una noche sin dormir con un bebé nuevo o sólo el trabajo monótono diario, las mamás, ya sean nuevas o experimentadas, pueden sentirse cansadas, molestas o agotadas. Si una mamá en tu vida parecer estar deprimida, puedes energizarla al ser considerado o compasivo con su situación difícil. Haz que una mamá se sienta mejor al dejarle saber que estás pensando en ella y que aprecias lo que hace.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Ofrece darle a la mamá un descanso al cuidar a sus niños mientras que ella hace algo por ella. Incluso un viaje al supermercado puede sentirse como un lujo cuando se hace sin el estrés de discutir con los niños. Si vives cerca, una hora sola puede rejuvenecer a una mamá que está agotada o desalentada. Si cuidar a los niños no es una opción, elije otro acto de servicio. La psicóloga y terapeuta Marie Hartwell-Walker, que escribe para PsychCentral, sugiere algo tan simple como pintar las uñas de una mamá para levantar su ánimo.

  2. Comparte tus propias experiencias como mamá, de ser posible. A veces las mamás se sienten molestas y desalentadas cuando sus hijos no se comportan de la manera que ellas desean. Ser mamá a veces puede aislarte, especialmente cuando la mamá no tiene un nivel de confianza alto. Al compartir sus altibajos como mamá, tales como la vez en la que su hijo hizo un total berrinche, puede ayudar a sentirse mejor acerca de sus propias habilidades.

  3. Guárdate tus consejos a menos que te los pidan, según un artículos en FamilyEducation.com. Aunque tú puedes pensar que estás ayudando al decirle a una mamá cómo hacer que su bebé duerma durante toda la noche o cómo controlar a su infante en la iglesia, puede hacerla sentir aún peor acerca de sus habilidades como madre. Si ella pide tu consejo, siéntete libre de impartir sabiduría. Caso contrario, alguien que la escuche probablemente es de mayor ayuda para la madre desalentada.

  4. Respeta las decisiones de la mamá. Mientras que sus niños estén a salvo, alimentados, vestidos y resguardados, no necesitas cuestionar sus habilidades como padre. Aún si ella hace algo que tú no harías, recuerda que cada familia y sus circunstancias son distintas.

  5. Halaga a la mamá en sus fortalezas como padre. Mientras que una mamá puede sentir como si estuviera fallando con respecto a la disciplina, en su lugar puedes halagarla sobre su compasión. Quizás ella no sea la mejor con respecto a la nutrición, pero siempre está lista para entablar un juego creativo con sus niños. Cuando escuches que una mamá habla de sí misma en forma negativa, úsalo como excusa para dar halagos enfocados y verdaderos para ayudarla a sentirse más confiada en sus fortalezas.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por cinthia perez