Los malos efectos de los edulcorantes con sucralosa

Hay una gama de edulcorantes artificiales disponibles para aquellos que desean evitar el azúcar o la miel. La sucralosa, comúnmente vendida bajo el nombre comercial "Splenda", fue aprobada para su venta por la Food and Drug Administration (FDA) como edulcorante de mesa en 1998, y al año siguiente, como endulzante general, según el National Cancer Institute. Si bien la FDA considera que la sustancia es segura para el consumo humano, hay algunos efectos negativos asociados con ella.

Cuestiones digestivas

La sucralosa puede tener un efecto negativo en el sistema gastrointestinal. Según un estudio de 2008 publicado en el "Journal of Toxicology and Environmental Health", algunas ratas de laboratorio que ingirieron grandes cantidades de sucralosa experimentaron una disminución en el número de bacterias benéficas presentes en el tracto digestivo. Estas bacterias ayudan en la digestión y también se encuentran en los seres humanos. Sin embargo, no hay evidencia para demostrar que los seres humanos que ingieren sucralosa sufren efectos similares.

Dolores de cabeza

De acuerdo con un estudio publicado en el "American Association of Occupational Health Nurses Journal", en 2008, la sucralosa puede estar asociada con migrañas u otros dolores de cabeza. El estudio muestra que el consumo de algunos edulcorantes artificiales, como la sucralosa, puede causar efectos secundarios leves, como molestias de dolor de cabeza y posibles dolores por migraña. Sin embargo, no existen estudios que investigan el efecto de la sucralosa en las poblaciones propensas a las migrañas.

Glándula del timo

El estudio de 2008, publicado en el "American Association of Occupational Health Nurses Journal", informa que los estudios de toxicología de la sucralosa mostraron pocos efectos. Sin embargo, las pruebas de toxicología demostraron que algunos sujetos experimentaron una disminución de la glándula del timo después de ingerir una dieta que consistía en 5% de sucralosa. Sin embargo, esta reducción no se atribuye a la toxicidad de la sustancia, sino más bien la reacción del cuerpo a la ingestión de una dieta que tiene un déficit nutricional.

Cáncer

Si bien algunas personas pueden experimentar efectos de salud temporales después de ingerir sucralosa, no hay pruebas de que la sustancia se asocia con un mayor riesgo de cáncer en los seres humanos. La FDA revisó más de 100 estudios científicos que investigaron los efectos de la sucralosa, incluyendo su impacto en las tasas de cáncer. La agencia no encontró evidencia de que la sucralosa plantea un riesgo de cáncer, o algún riesgo para la salud humana, según el National Cancer Institute.

Más galerías de fotos



Escrito por roger thorne | Traducido por sofia loffreda