Malos efectos de los anillos en la lengua

Aunque los piercings en el cuerpo son una forma popular de expresión, pueden tener algunos efectos adversos para la salud. Los piercings orales como los anillos en la lengua pueden ser particularmente peligrosos porque están constantemente en contacto con las bacterias y muy cerca de estructuras delicadas dentro de la boca.

Dientes astillados

El hábito de morder el anillo en la lengua, ya sea de manera intencional o accidental, por lo general causa daño a los dientes. Según un estudio de la Loma Linda University School of Dentistry (Escuela de Odontología de la Universidad de Loma Linda) y la Ohio State University College of Dentistry (Universidad de Odontología de la Universidad estatal de Ohio), el 47 por ciento de los adultos jóvenes que usaron barras en la lengua durante al menos cuatro años se habían astillado los dientes. La incidencia de los dientes astillados aumenta en los adultos jóvenes que usan pequeñas barras.

Recesión de las encías

Los investigadores en el mismo estudio descubrieron que el 35 por ciento de los adultos jóvenes que llevaron anillos en la lengua durante al menos cuatro años y el 50 por ciento de los adultos jóvenes que llevaban grandes barras durante al menos dos años tuvieron una recesión en las encías. La razón de que las barras largas son más propensas a causar recesión es porque tienen una mayor capacidad para alcanzar y frotar las encías.

Infección y alergia

De acuerdo con la Canadian Dental Association (Asociación Dental Canadiense), muchas de las personas que realizan piercings no tienen una adecuada educación en la esterilización y control de infecciones. Este hecho combinado con la naturaleza invasiva de poner un piercing en la lengua pone a los clientes en un mayor riesgo de desarrollar una infección bacteriana o de contraer enfermedades como hepatitis B, tuberculosis, VIH/SIDA y sífilis. Por otra parte, ya que los metales que no son de oro, acero quirúrgico y titanio son alérgenos comunes, los clientes con anillos en la lengua son susceptibles a experimentar reacciones alérgicas adversas que incluso pueden incluir dolor abdominal y diarrea.

Sangrado prolongado y daño nervioso

Otros riesgos potenciales de ponerte un piercing en la lengua con una persona sin experiencia son hemorragias graves y daño a los nervios, dice la American Dental Association ADA (Asociación Americana Dental). Ya que los estudios de arte corporal no están regulados por la mayoría de los estados, la ADA recomienda revisar el potencial lugar de la perforación cuidadosamente, en busca de señales de que la empresa está establecida y autorizada con perforadores con experiencia, así como salas de perforación separados, limpias y bien iluminada. También recomienda buscar lugares que utilizan guantes nuevos y agujas desechables y evitar los que utilizan pistolas perforadoras.

Obstrucción de las vías respiratorias

Los anillos en la lengua pueden poner a los usuarios en mayor riesgo de obstrucción de las vías aéreas de dos maneras. En primer lugar, la infección de un piercing en la lengua puede causar edema o hinchazón, que puede bloquear o restringir el paso del aire. También, las joyas en la lengua tienen el potencial de bloquear las vías aéreas si se aspiran accidentalmente.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por esteban arenas