¿Por qué es malo perder peso demasiado rápido?

De acuerdo con The Obesity Society, el 64 por ciento de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso, con un 31 por ciento de ellos considerados obesos. Consecuentemente, muchas personas están tratando de perder peso haciendo dieta, ejercicio, cirugía, drogas o una combinación de los métodos. A pesar del hecho de probablemente les llevó años aumentar de peso, muchas personas tratan de perder el peso demasiado rápido por el exceso de ejercicio o con dietas muy bajas en calorías o dietas de choque. Las dietas estrictas pueden resultar en una pérdida de peso inicial rápida, pero puede tener un efecto negativo en la salud a largo plazo y en el cumplimiento de la dieta.

Masa de grasa y hormonas de señalización

Tus niveles de grasa corporal son directamente proporcionales a una hormona de señalización llamada leptina. Los niveles de leptina son monitoreados por la sección del hipotálamo del cerebro. La leptina controla el apetito, modula el metabolismo y promueve la quema de grasa. Si caen los niveles de grasa muy rápidamente, hay una rápida caída posterior en los niveles de leptina. Una rápida caída en los niveles de leptina activará la respuesta del hambre.

La respuesta del hambre

La respuesta del hambre es el término utilizado para describir lo que sucede dentro de tu cuerpo como consecuencia de caídas rápidas de la leptina. La respuesta del hambre provoca una reducción en el gasto diario de energía mediante la reducción de tu metabolismo, lo que aumenta el hambre y también provoca la ruptura del músculo para la energía. Además, la respuesta del hambre trabaja para asegurar que recuperes no sólo la grasa que has perdido, sino también un poco de grasa extra para protegerte de los ataques similares de restricción de alimentos. Esto da lugar a un ciclo de pérdida de peso, seguido de un aumento de peso, a menudo conocido como una dieta yo-yo.

Riesgos para la salud

Las dietas muy bajas en calorías que resultan en la pérdida rápida de peso son a menudo peligrosamente bajas en nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas y minerales. La falta de vitaminas puede conducir a una serie de problemas de salud, incluyendo la supresión del sistema inmune y una piel, cabello y uñas pocos sanos. Las deficiencias minerales crónicas también pueden tener efectos a largo plazo en tu salud. La falta de minerales esenciales puede llevar a los desequilibrios de fluidos, arritmia cardíaca o latido cardíaco irregular, calambres musculares y pérdida de masa ósea.

Complicaciones psicológicas

Las dietas muy bajas en calorías pueden resultar en una pérdida de peso inicial rápido, pero muchas personas a dieta descubren que el hambre severo asociado con el consumo de tan poca comida hace que sea difícil seguir con este tipo de programa de alimentación durante largos períodos de tiempo. Los niveles de hambre pueden llegar a ser tan graves que la persona a dieta se divide en un ciclo dieta/atracón de comidas. Una dieta de choque puede dar lugar a trastornos como la anorexia y la bulimia. Una dieta muy baja en calorías también puede ser socialmente excluyente, sobre todo si los amigos y la familia están comiendo normalmente.

Pérdida de peso segura

Para evitar la pérdida de peso demasiado rápido, la mayoría de los expertos coinciden en que la mejor dieta debe ser una reducción moderada en la ingesta de comida combinada con un aumento moderado de la actividad física. Al comer 250 calorías menos por día y prácticar ejercicio que se traduzca en 250 calorías adicionales quemadas hay una pérdida neta de 500 calorías por día, o 3.500 por semana. Esto dará lugar a una pérdida de peso de alrededor de 1 libra (458 g) por semana. Esta pérdida de peso lenta y gradual será sostenible, no dará lugar a la respuesta del hambre y tampoco tendrá impactos negativos en tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por mariana nonino