¿Es malo llevar a un bebé a caminar durante el invierno?

El clima frió y la nieve probablemente te hagan querer acomodarte y quedarte en el interior donde esta cálido, pero es una buena idea obtener un poco de aire fresco, incluso en esos meses largos de invierno. Tu bebé es susceptible a ciertos peligros cuando esta expuesto a climas fríos, pero con la cantidad correcta de abrigamiento y unas cuantas precauciones simples, es perfectamente seguro llevarlo a caminar durante el invierno.

Ropa para el exterior


Abriga al bebé contra el clima frió.

Abrigar al bebé contra el clima frió es el primer paso para salir al exterior para una caminata refrescante de invierno. Vístelo con manga larga y pantalones largos, e incluye un par de calcetines. Dos o tres capas pueden protegerlo de las temperaturas frías, según la American Academy of Pediatrics (academia americana de pediatras). Una buena regla es vestir al bebé con una capa más de la que tu traes. Ponle un abrigo caliente y grueso sobre la ropa y ponle guantes, un gorro cálido y botas, si son necesarias.

Duración


La duración de la caminata depende de varios factores.

La duración de la caminata depende de varios factores. Observa que el bebé no muestre señas de tener frió, como que tenga cachetes rojos o irritabilidad. Si este parece estar incomodo, regresa a casa. La temperatura exterior es otro factor. Si la temperatura esta por debajo del punto de congelación, probablemente querrás solo dar una caminata rápida al rededor de la manzana, y si la temperatura baja de 20° Fahrenheit (6.67° C),, lo mejor es salir a caminar otro día mas cálido. También revisa lo frió del viento. Puede hacer que se sienta el aire mas frió que la temperatura, lo cual lo puede ser muy frió para una caminata larga. Si la temperatura está en el rango entre los 35 a 40 grados (1.67 a 4.44 °C), la caminata puede ser un poco mas larga.

Peligros potenciales


Existen peligros asociados con el clima frió.

Si el bebé esta bien abrigado y no permaneces andando mucho tiempo, es seguro estar afuera. Sin embargo, existen peligros asociados con el clima frió si no tomas aquellas precauciones necesarias. Los bebés que no están vestidos apropiadamente para el clima son susceptibles a la hipotermia y a la congelación. La hipotermia ocurre si el bebé no está vestido apropiadamente, y causa letargo, confusión y escalofríos severos. La congelación ocurre si la piel del bebé está expuesta a temperaturas muy frías. Provoca que la piel se decolore, se haga áspera y dolorosa. Las quemaduras del sol puede que no ocurran durante los meses de invierno, pero es otra preocupación que es completamente posible, sin importar que tan frió esté afuera. De hecho, la nieve puede reflejar hasta un 85 por ciento de los rayos del sol, según la KidsHealth.org.(organización de la salud de niños). Si el bebé tiene menos de seis meses, consulta al pediatra sobre seguridad solar.

Consejos y consideraciones adicionales


Considera mejor llevar al bebé a un centro comercial o a un museo.

Si te preocupa que el bebé tenga frió, mete una o dos cobijas delgadas alrededor de él una vez que esté sujeto al su coche. Las cobijas agregan calor extra si es necesario y pueden ser quitadas fácilmente si este siente demasiado calor. Si lo que buscas es hacer ejercicio, considera mejor llevarlo a un centro comercial o a un museo. Puedes caminar cuanto quieras mientras que tu y el bebé se mantienen calientes y secos. A la mayoría de ellos no les importa donde caminas, mientras que haya mucho que ver.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por ariadna delgado