¿Es malo el glutamato monosódico para las mujeres embarazadas?

Durante el embarazo hay que tener cuidado con lo que comes, sobre todo si los alimentos tienen aditivos. Mientras dura el embarazo, tu cuerpo y el feto son más sensibles a los alimentos. El glutamato monosódico o MSG (por su sigla en inglés) es un aditivo alimenticio de uso común que no parece provocar riesgos graves para tu bebé, pero es posible que desees evitarlo durante el embarazo ya que algunas personas pueden tener reacciones adversas a este aditivo.

¿Qué es el glutamato monosódico?

El MSG, también conocido como glutamato monosódico, es una sustancia derivada del aminoácido glutamato. El glutamato monosódico se utiliza a menudo como un aditivo alimentario, ya que ayuda a mejorar el sabor de los alimentos. Este aditivo a menudo da a los alimentos un mejor sabor debido a la adición de glutamato extra, que también se encuentra en alimentos como los tomates, la soja y las algas. Como aditivo alimentario, el MSG está categorizado como GRAS, sigla de "generally recognized as safe" ("generalmente reconocido como seguro"), por la Food and Drug Administration.

Complejo sintomático MSG

Algunos de los problemas de salud en relación con el MSG se derivan de una reacción adversa que algunas personas tienen a este aditivo. El problema, conocido como complejo sintomático MSG, puede causar palpitaciones del corazón, sudoración, sofocación, dolores de cabeza, náuseas, dolor de pecho, debilidad y entumecimiento u hormigueo en la cara y cuello. Sin embargo, ningún vínculo definitivo entre el consumo de MSG y estos síntomas ha sido identificado. En consecuencia, si eres capaz de comer normalmente y sin problemas el MSG, comerlo mientras está embarazada es poco probable que desencadene un complejo sintomático MSG.

El glutamato monosódico y el sodio

El MSG normalmente no causa toxicidad en el cuerpo y es poco probable que afecte la salud del feto. Sin embargo, es necesario limitar la cantidad de MSG que consumes, ya que añade una gran cantidad de sodio a tu dieta y no aporta ningún otro valor nutricional, de acuerdo con Neesha Bukht Choksy, una consultora en nutrición. El incremento de sodio en la dieta puede causar retención de agua y presión arterial alta durante el embarazo.

Consideraciones

Los aditivos alimentarios como el glutamato monosódico no necesitan ser eliminados completamente durante el embarazo, pero a menudo aparecen en la comida rápida, las carnes procesadas, y las sopas y verduras enlatadas. Sin embargo, la FDA exige que todos los alimentos a los que se les hayan añadido MSG lo incluyan como un ingrediente en la etiqueta. Durante el embarazo es necesario estar consciente de que lo que comes afecta tu salud y la de tu bebé. No hay una cantidad "recomendada" de MSG, de manera que es conveniente que prestes atención a tu consumo de sodio, el cual debe ser de 2.400 mg al día, señala StorkNet.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por tere colín