¿Es malo entrenar con músculos adoloridos?

Durante los días siguientes al entrenamiento, podrías experimentar dolor muscular de aparición tardía debido a pequeños desgarres y ruptura de tejido muscular por la tensión del ejercicio. Si has comenzado una nueva actividad o has incrementado la intensidad de tu rutina existente, el dolor puede sentirse más severo. Durante el resultado normal del ejercicio, continuar ejercitándote con dolor muscular puede llevar a una lesión si no eres cuidadoso.

Peligros del sobre entrenamiento

Cuando presionas los músculos más allá del punto donde se pueden recuperar fácilmente, puedes estar sobre entrenando. Otros de sus síntomas incluyen la depresión, gran frecuencia de enfermedades y pobre desempeño atlético. Cuando continuas ejercitándote con éstos síntomas, te pones en riesgo de una lesión y comprometes el sistema inmunológico. En caso de experimentar sobre entrenamiento, toma unos días de descanso de tu rutina y si tus síntomas son severos haz una cita con tu doctor.

Evaluando tu dolor

Si el dolor es lo suficientemente suave que conservas un rango completo de movimiento, puedes realizar de manera segura ejercicio de baja resistencia o cardio de baja intensidad como caminar o andar en bicicleta. Si has perdido coordinación o rango de movimiento de tus músculos adoloridos, puede terminar agregando tensión extra a tus articulaciones o comprometiendo tu técnica. Si experimentas dolor muscular repentino mientras realizas actividad física, puedes haber desgarrado o forzado tu músculo y debes parar de inmediato.

Ejercitarse con dolor muscular

Si decides ejercitarte con dolor muscular, enfócate en entrenar un grupo de músculos diferentes a el que está experimentando dolor. Si los músculos de tus brazos están adoloridos, trabaja los de tus piernas o realiza algún ejercicio aeróbico ligero para aliviar temporalmente el dolor y prevenir que empeore.

Consejos para prevenir y aliviar el dolor

La mejor forma de prevenir el dolor muscular severo es permitir a tus músculos uno o dos minutos de descanso entre series y 48 a 72 horas o tiempo de recuperación entre entrenamientos. Siempre calienta y enfría, y estíralos antes y después de los entrenamientos. Una hora después de finalizar tu entrenamiento, come un refrigerio rico en carbohidratos y proteínas para poner en marcha el proceso de recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por lydia stephens | Traducido por esther guerrero