¿Es malo comer dulces por la noche?

Si estás tratando de perder o mantener tu peso, puedes pasar dificultades con los antojos nocturnos. Pese a que comer por la noche no es necesariamente malo, podría causarte un aumento de peso. Comer alimentos azucarados que son altos en grasa también obstaculizará tus esfuerzos para perder peso. Determina cómo un aperitivo particular, tendrá un impacto en tu dieta, prestando atención a lo que comes durante el resto del día.

Calorías vacías

Cada persona necesita un cierto número de calorías para tener energía y para mantener su peso. Puedes utilizar un pequeño porcentaje de esas calorías, llamadas calorías discrecionales, con componentes que no proporcionan nutrientes, o calorías vacías. Estas son las calorías sobrantes después de comer todos los alimentos y nutrientes que necesitas para tener buena salud. El número de calorías discrecionales que tienes cada día depende de tu edad y sexo. Por ejemplo, los hombres entre las edades de 19 y 30 tienen unas 360 calorías discrecionales, mientras que las mujeres de más de 51, tienen 130. Puedes utilizar la mayor parte de estas calorías adicionales sólo para comer los carbohidratos, proteínas y grasas que necesitas, por lo que dependiendo del tamaño de la barra de caramelo que deseas comerte, puedes exceder lo que te queda de tus calorías discrecionales diarias.

Bocadillos nocturnos

Una vieja historia cuenta que comer después de la cena podría causar más aumento de peso que comer la misma cantidad de alimentos al principio del día. Mientras que algunos estudios no han demostrado que este sea el caso, el American Council on Exercise señala que las personas que tienden a comer tarde por la noche también pueden tender a comer el equivalente a un día entero de calorías temprano por la mañana, causando un aumento de peso. Además, tu metabolismo se hace más lento en la noche, así que si estás teniendo problemas para bajar de peso o si estás aumentando de peso, trata de eliminar los bocadillos después de cenar.

Mejores opciones

En vez de comer dulces en la noche, piensa en qué más puede satisfacer tu antojo. Si estás buscando algo dulce, un trozo de fruta o un pequeño tazón de bayas puede llenarte. Si tu antojo es por algo crujiente, prueba con palomitas de maíz. Para esas noches en las que realmente no se puede llegar a un sustituto satisfactorio, trata de disminuir el impacto de los dulces comiendo sólo la mitad de una porción.

Consideraciones

Al considerar las calorías discrecionales, ten en cuenta que la elección de alimentos saludables con grasa añadida o azúcar durante todo el día puede usar muchas de estas calorías extra. Por ejemplo, hacer puré de patatas con mantequilla y leche entera, toma calorías de tu presupuesto discrecional que una papa al horno normal no las tiene. Una mezcla que seguro te hará aumentar de peso es consumir demasiadas de estas calorías durante el día y luego añadir por la noche una merienda alta en calorías. El consumo de alimentos azucarados antes de acostarte puede hacer que tengas un alto nivel de glucosa en la sangre cuando te levantes por la mañana, así que si eres diabético, habla con tu médico acerca de qué tipos de bocadillos son seguros para que puedas comer por la noche. Incluso si no eres diabético, si tu nivel de glucosa es lo suficientemente alto para que el páncreas libere insulina en el torrente sanguíneo, tu cuerpo puede responder no quemando grasa, por lo que será difícil perder peso.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por mario francia