¿Pueden ser malas para ti las flexiones de brazos?

Las flexiones de brazos son un ejercicio que trabaja muchos de los músculos del torso superior, fortalece y mejora tu estado. A menos que tengas una herida o condición previa que te prohíba hacer flexiones, pueden hacer un aporte eficiente a tu régimen de ejercitación. Consulta tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicio nuevo.

¿Son malas las flexiones de brazos para mis hombros?

Las flexiones de brazos realmente fortalecen tus hombros. El único modo en que podrían ser malas para tus hombros es si las estás realizando extremadamente mal. Cuando realices flexiones, mantén tus manos sobre el piso en un ancho de hombros aproximado hasta tu pecho. No coloques tus manos sobre tu cabeza o demasiado alejadas; esto puede esforzar tus hombros y tornar al ejercicio mucho más duro de lo que debería ser. Si eres nuevo en este ejercicio, no lo realices sobre una tabla de tambaleo o cualquier otro tipo de superficie inestable, ya que esto puede ser más duro para tus hombros.

¿Son malas las flexiones de brazos para mi espalda?

Las flexiones de brazos trabajan la espalda inferior, pero no en exceso. La espalda superior se contrae para mantener la posición correcta, del mismo modo que lo hacen tus músculos abdominales. Dado a que no hay movimiento en tu espalda inferior, existe un bajo riesgo de daños. Si sientes dolor en tu espalda inferior cuando realizas flexiones de brazos, detente y ve a un doctor, debido a que no hay razón para que este ejercicio haga doler a tu espalda. Para mantener estabilidad en tu espalda, tensiona tus abdominales cuando realices flexiones de brazos.

¿Son malas las flexiones de brazos para mis muñecas?

Si sientes presión de muñecas cuando realices flexiones de brazos, es muy probablemente debido a que no tienes flexibilidad o que los músculos de tus antebrazos son débiles. Ambos temas deberían corregirse por sí solos con repeticiones regulares. Si deseas acelerar el proceso, agarra una mano con la otra y estruja tus dedos hacia atrás hasta la parte superior de tu antebrazo y sostenlo durante una cuenta de diez, luego intercambia manos. Si necesitas más fortaleza de antebrazo y no tienes acceso a un gimnasio, agarra objetos en tus manos tales como bolsas de arena o cualquier tipo de bolsa pesada y camina con ellos hasta que tu agarre ceda.

¿Qué pueden hacer las flexiones de brazos por mí?

Las flexiones de brazos trabajan los músculos del pecho, hombros y tríceps. Si llegas al punto en que puedes hacer al menos 50 repeticiones por serie, puedes tornar al ejercicio más difícil. Puedes juntar las manos; este cambio en la longitud del movimiento incrementará la carga de trabajo sobre tus tríceps. Puedes realizar flexiones de brazos pliométricas, en las cuales te impulsas explosivamente alejándote del piso y te tomas a ti mismo con tus brazos extendidos pero no trabas tus hombros. Estas flexiones construyen un poder explosivo e incrementan la dificultad del ejercicio. También puedes hacer flexiones con tus manos elevadas sobre bloques de algún tipo e incrementar tu distancia del movimiento, que también incrementará la carga de trabajo sobre los tríceps.

Más galerías de fotos



Escrito por eric brown | Traducido por alejandro schaller