Mala postura y dolor de cabeza

La próxima vez que tengas un dolor de cabeza revisa tu postura. La mala postura causa tensión muscular, cambios en los patrones de respiración y conduce a una serie de problemas, incluyendo los dolores de cabeza. Si no eres consciente de esto y no tomas las medidas preventivas para corregir tu postura, el dolor de cuello y los dolores de cabeza ocasionales se pueden convertir en crónicos.

Identificación

La mala postura coloca a los músculos en contra de la fuerza de gravedad. Además de causar tensión en los músculos isquiotibiales y en los músculos de la espalda que son importantes para mantener la postura, una condición llamada “postura de cabeza adelantada” también ocasiona tensión en tu espalda superior y en los músculos del cuello. El Dr. Adalbert I. Kapandji cirujano ortopédico y autor de numerosos libros de texto como “Pysiology of the Joints”, afirma que los músculos del cuello deben soportar un peso adicional de diez libras por cada pulgada de inclinación que tenga tu cabeza. El peso adicional hace presión sobre los nervios de tu cuello y mantiene la espalda superior y los músculos del cuello en un constante estado de contracción provocando los dolores de cabeza.

Tipos

Los dolores de cabeza causados por una mala postura pueden ser por tensión y dolores de cabeza relacionados con el cuello. Las cefaleas tensionales provocadas por la tensión muscular en la parte posterior del cuello y/o el cuero cabelludo son el tipo más común de dolor de cabeza. Los dolores de cabeza relacionados con el cuello están más asociados a los nervios y se producen cuando el estrés causa la inflamación de los discos y de las facetas articulares en la parte media y superior del cuello. Los dolores de cabeza relacionados con el cuello también pueden ocurrir como resultado de la inflamación en las articulaciones donde el cráneo y el cuello se conectan.

Factores

Los factores que contribuyen a tener una mala postura y a los dolores de cabeza relacionados con ésta incluyen: un tono muscular débil, obesidad, estrés, embarazo y el uso de zapatos de tacón alto. Los hábitos personales y el medio ambiente también pueden ser factores contribuyentes. Estos factores pueden incluir un puesto de trabajo mal diseñado, cargar mochilas pesadas, trabajar en mostradores muy altos o muy bajos e incluso la manera en que cargas a un bebé o a un niño pequeño.

Síntomas

Los síntomas de tensión y los dolores de cabeza relacionados con el cuello pueden ayudarte a distinguir el tipo de dolor que estás sufriendo. Los síntomas típicos de los dolores de cabeza por tensión incluyen un dolor leve o moderado usualmente en ambos lados de la cabeza o del cuello. En contraste, los dolores de cabeza relacionados con el cuello son generalmente en un solo lado de la cabeza o del cuello. El dolor asociado con los dolores de cabeza relacionados con el cuello es severo.

Consecuencias

Una mala postura puede conducir a algo más que una tensión ocasional o un dolor de cabeza relacionado con el cuello. Estos dolores de cabeza pueden volverse crónicos y resultar en problemas adicionales. Un dolor de cabeza diario crónico puede ser identificado como aquel que está presente por un mínimo de 15 días al mes por al menos tres meses consecutivos. Los factores de riesgo incluyen una mala postura prolongada y el uso excesivo de medicamentos para el dolor. Tomar demasiado medicamento para el dolor para curar un dolor de cabeza puede tener el efecto contrario y hacer que sufras de "dolores de cabeza de rebote".

Prevención/solución

Puedes tomar medidas para prevenir o reducir las apariciones de los dolores de cabeza debidos a una mala postura. El paso más importante que puedes tomar es el de mejorar tu postura. Haz un esfuerzo consciente para estar de pie, sentarte y acostarte correctamente. El entrenamiento de fuerza dirigido a los músculos de la espalda y los isquiotibiales también es beneficioso. En lugar de estar continuamente tomando medicamentos para el dolor para aliviar la cefalea trata con terapias alternativas tales como los masajes, la terapia de relajación, la acupuntura o la quiropraxia.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por pattricia patino