Mala absorción de la fructosa y alcohol

La mala absorción de la fructuosa es una condición caracterizada por la mala absorción de la fructosa y otros hidratos de carbono fermentables de cadena corta tales como lactosa, fructanos, galactanos y polioles. Si no absorbes estos azúcares correctamente, son fermentados por las bacterias en tus intestinos, atrayendo el agua y produciendo gas. Los síntomas resultantes son hinchazón, dolor, flatulencia, diarrea y estreñimiento. El único tratamiento para la mala absorción de la fructosa es seguir una dieta restringida en fructosa y eliminar otros tipos de azúcar fermentable de acuerdo a tu tolerancia personal.

Vino

Vino generoso, como el jerez y el puerto, así como los vinos dulces, tienen un alto contenido de fructosa y se deben evitar si sufres de mala absorción de la fructosa. Sin embargo, los vinos secos son generalmente bien tolerados y pueden consumirse en pequeñas cantidades. Para evitar cualquier problema, evita tomar demasiadas copas a la vez y ten el vino como una fuente de proteínas en la comida.

Cerveza

La cerveza no contiene fructosa, porque todo el azúcar que contenía ya ha sido fermentado por la levadura añadida. La mayoría de las personas con mala absorción de fructosa deben evitar el trigo y el centeno, porque estos granos son una gran fuente de fructanos. Los fructanos son una cadena de fructosa que, si se absorbe mal, conducen a los mismos síntomas que se observan en la mala absorción de fructosa. Aunque la cerveza se puede hacer a partir de estos granos, que está libre de fructanos y no debe causar un problema. Sin embargo, la cerveza contiene gluten y si tienes la enfermedad celíaca, una condición que se describe como una alergia al gluten, además de ser no absorber bien la fructosa, se debe evitar la cerveza regular y optar por una cerveza sin gluten.

Licor duro

Los licores duros están libres de la fructosa o azúcar que puede ser problemático para las personas con diagnóstico de mala absorción de fructosa. Si se endulza el líquido, comprueba la lista de ingredientes. Los edulcorantes como el jarabe de maíz alto en fructosa, miel, jarabe de agave y alcoholes con azúcar son problemáticos y deben ser evitados. También debes evitar mezclar el licor con bebidas sin alcohol o grandes cantidades de jugos que pueden aumentar la carga de fructosa y provocar problemas gastrointestinales.

Determina tu tolerancia

Las personas con mala absorción de fructosa tienen un grado variable de sensibilidad a los azúcares fermentables y otros alimentos, y es importante que determines tu tolerancia al alcohol. El alcohol puede ser irritante para el intestino y puede causar problemas si tienes el síndrome del intestino irritable (IBS por sus siglas en inglés). Una dieta de eliminación es la mejor manera de evaluar cómo ciertos alimentos te hacen sentir. Con esta dieta, es necesario eliminar todos los alimentos potencialmente ofensivos por un mínimo de cuatro a seis semanas y luego reintroducir algunos de estos alimentos o bebidas, como el alcohol, uno por uno, para ver cómo reacciona tu cuerpo. Haz una cita con un dietista registrado para obtener ayuda para establecer la lista de alimentos seguros en la mala absorción de fructosa.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por verónica sánchez fang