Mal olor corporal

El olor corporal puede ser embarazoso, y cuando es muy malo puede trastornar tu vida. En la mayoría de los casos, cuando viene de tus axilas, eres consciente de este. Pero también puede provenir de la piel y es posible que no lo sepas, ya que has crecido acostumbrado al olor. En ambos casos, hay cosas que puedes hacer al respecto.

Tipos

La mayoría del olor corporal es el resultado de la transpiración. Tienes dos tipos de glándulas sudoríparas. Las glándulas apocrinas están ubicadas en lugares donde tienes pelo: las axilas, la ingle y el cuero cabelludo. Estas glándulas producen sudor graso, y, de acuerdo con Mayo Clinic, cuando las bacterias presentes en la piel comienzan a descomponerse, esto crea el olor. El sudor apocrino es a menudo el resultado de la tensión emocional. El otro tipo de olor proviene de las glándulas ecrinas, que están ampliamente distribuidas en amplias áreas de la piel. Cuando hace demasiado calor, estas glándulas te obligan a sudar a través de la superficie de tu piel para bañarla y enfriarla. Este sudor se compone principalmente de agua y sal, de acuerdo con Mayo Clinic. Pero si tu olor corporal es el resultado de tu dieta, entonces este sudor puede oler mal, también.

Causas

Cualquier cosa, desde el clima caliente al ejercicio difícil o los nervios pueden hacer que sudes, pero las causas de los olores son de más gran alcance. Mayo Clinic indica que las hormonas, los medicamentos que estés tomando, los alimentos que comes, e incluso tu estado de ánimo pueden influir en tu olor. Una de las cosas que probablemente no está causando el olor es tu periodo menstrual, según la Palo Alto Medical Foundation, en el supuesto que te bañas todos los días y cambias tu protección con frecuencia. El hecho de que estés teniendo tu periodo no causa el olor corporal en sí mismo.

Dieta

Al ingerir alimentos muy aromáticos, tales como cebolla o ajo, los olores pueden surgir por los poros de tu piel a través de las glándulas ecrinas. La página web Health911 agrega los alimentos que contienen una gran cantidad de colina a la lista de los que pueden causar olor. Estos incluyen los huevos, el pescado, las legumbres y el hígado.

Sugerencias

Bañarte con regularidad debe ser tu primera defensa. Más allá de eso, céntrate en el lugar de donde los olores están viniendo. Si se trata de los pies, Mayo Clinic sugiere que elijas zapatos y calcetines hechos de materiales naturales que permitan que tus pies respiren. Alterna los zapatos todos los días, ya que probablemente no se sequen durante la noche si tus pies transpiran mucho. Si tus axilas son el área de problemas, usa ropa suelta, también de tejidos naturales. Health911 sugiere un 3 por ciento de mezcla de peróxido de hidrógeno o vinagre de sidra de manzana o vinagre blanco con agua para un lavado de axila. Ambos pierden su propio olor después de un par de minutos y pueden ayudar a controlarlo durante el resto del día.

Productos

Los productos antitranspirantes de venta libre impedirán la sudoración, pero no afectarán el olor. Los desodorantes pueden camuflarlo o erradicarlo, pero no impiden la sudoración. Para obtener los mejores resultados, compra un producto que combine ambos, o pide a tu médico que te recete un producto de cloruro de aluminio, tal como Drysol o Xerac.

Advertencia

Mayo Clinic te insta a consultar a tu médico si tu patrón de sudoración cambia y se convierte en excesiva o mucho menos frecuente. Esto puede indicar una variedad de condiciones médicas, algunas de las cuales pueden ser graves, sobre todo si se observa que el olor de tu transpiración también ha cambiado.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por eva ortiz