Mal apetito por la mañana

Puedes despertarte hambriento por la mañana, o puede ser que tengas un apetito menos abundante. Si normalmente tomas el desayuno, sin embargo, y de repente tienes una disminución del apetito en la mañana o si estás sufriendo de náuseas cuando te despiertas, es posible que tengas un problema de salud subyacente. Cualquier desviación grave e inexplicable de tus hábitos alimenticios normales debe ser reportada a tu médico si persiste.

Causas comunes

Algunos medicamentos y vitaminas pueden causar disminución del apetito o náuseas. Si recientemente has comenzado a tomar medicamentos o suplementos, especialmente antes de dormir, esto podría causar pérdida de apetito. Comer tu comida de la noche más tarde de lo normal o comer una cena particularmente pesada también puede afectar cómo te sientes por la mañana. El estrés o la ansiedad pueden hacer que te sientas mareado cuando te despiertas. Si estás embarazada, las náuseas propias de esta condición pueden hacer que sientas náuseas por la mañana. Este puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo.

Preocupaciones de salud graves

En ocasiones, la pérdida de apetito en la mañana puede indicar una enfermedad más grave. Una úlcera, por ejemplo, puede causar síntomas cuando tu estómago está vacío. Después de dormir durante ocho horas, el ácido en el estómago se acumula y causa dolor. Uno de los síntomas de la enfermedad renal crónica es la pérdida de apetito y vómitos, especialmente en la mañana.

Tratamientos caseros

Si la pérdida de apetito en la mañana te molesta, trata de comer unas galletas saladas tan pronto como te despiertas. Esto puede resolver cualquier náusea, y es especialmente eficaz si estás sufriendo náuseas matutinas provocadas por el embarazo. Si tienes una úlcera, tomar un antiácido cuando te despiertas puede arreglar tu estómago. Habla con tu médico acerca de esto. Cambiar la hora del día en que tomas cualquier medicamento con receta o suplementos vitamínicos también puede ayudar. Puede que tengas que aumentar el consumo de calorías durante el resto del día si no puedes comer a primera hora de la mañana.

Llamar al Doctor

Si tu falta de apetito por la mañana está causando pérdida de peso no intencional, consulta a tu médico para descartar una enfermedad grave. Además, llámalo si estás experimentando otros síntomas, como diarrea, vómitos, dolor abdominal o dolor de cabeza. No cambies la dosis o el tiempo de prescripción de los medicamentos que estás tomando sin consultar a tu médico en primer lugar, ya que algunos pueden ser sensibles al tiempo. Si no puedes retener ningún alimento en la mañana o si tu pérdida de apetito se extiende hacia el resto del día, pide un consejo a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por natalia pérez