Magnesio y vitamina B6

Tanto el magnesio como la vitamina B6 son nutrientes esenciales para que el cuerpo funcione adecuadamente. Cada nutriente tiene un rol específico en cada proceso corporal. Sus diferencias químicas determinan como serán utilizados por el cuerpo. De acuerdo con el Institute of Medicine, Food and Nutrition Board, más del 25 por ciento de los adultos estadounidenses pueden tener deficiencia de vitamina B6, que posiblemente impacta en su salud general.

Características

El magnesio y la vitamina B6 difieren en el nivel más básico dado que el magnesio es un mineral en lugar de una vitamina. Químicamente, las vitaminas son compuestos orgánicos, es decir, que contienen carbono. Los minerales, por otro lado, son sustancias puras inorgánicas. Esta diferencia en la estructura significa que ambos nutrientes reaccionan de manera diferente químicamente, por lo tanto, sus funciones fisiológicas son diferentes.

Beneficios del magnesio

Más de la mitad del magnesio del cuerpo se encuentra en el sistema óseo, según explica el Linus Pauling Institute. Este nutriente participa en más de 300 procesos metabólicos, por lo que es esencial para el metabolismo de carbohidratos y grasas. También puede jugar un papel en la resistencia a la insulina. Un estudio del año 2010 publicado en "Diabetes Care" encontró evidencia de una relación directa entre la ingesta de magnesio deficiente y la diabetes en los adultos jóvenes.

Beneficios de la vitamina B6

Como el magnesio, la vitamina B6 también es esencial para el metabolismo, centrándose principalmente en las proteínas. La University of Maryland Medical Center, explica que hay una relación directa entre la ingesta de proteínas y la necesidad de vitamina B6. Necesitarás más vitamina B6 si tu dieta incluye más proteínas. La vitamina B6 también presta apoyo a la función del sistema inmunológico mediante la producción de anticuerpos. Los anticuerpos son la primera línea de defensa contra las enfermedades que causan las bacterias y otros microorganismos.

Conexión entre el magnesio y la vitamina B6

La suplementación de vitamina B6 y de magnesio ha mostrado cierta promesa en la mejora de los trastornos del comportamiento en niños con autismo. Un estudio del año 2006 en la "Magnesium Research", encontró que estos suplementos, cuando se administran juntos, mejoran la interacción social y la comunicación en los niños autistas. El estudio también descubrió que cuando se suspende la complementación, los problemas de conducta vuelven. El autismo es un trastorno neurológico que afecta la comunicación y las habilidades sociales de interacción.

Guía de uso

Como con cualquier suplemento dietético, hay directrices específicas para el uso del magnesio y la vitamina B6 y de las posibles interacciones con otros medicamentos y dosis. La cantidad diaria recomendada de magnesio es de 420 mg al día para los hombres y 320 mg para las mujeres, informa el Linus Pauling Institute. En cuanto a la vitamina B6, las mujeres y los hombres deben tomar 1,3 mg por día. El magnesio puede afectar a ciertos antibióticos, como la tetraciclina. No debes usar los dos al mismo tiempo. Varios medicamentos pueden afectar el metabolismo de la vitamina B6, incluidos los anticonceptivos orales y la furosemida, lo que requiere que tomes un suplemento.

Más galerías de fotos



Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por mariana van der groef