Magnesio para los espasmos musculares

Los espasmos musculares son frecuentes. Puedes experimentarlos luego de realizar una actividad física extenuante, permanecer de pie por largos períodos de tiempo o incluso mientras haces reposo. Los músculos pueden requerir magnesio y otros minerales para ayudarlos a contraerse y relajarse. La deficiencia de estos nutrientes en tu dieta puede conllevar a espasmos musculares. A pesar de que esto no suele ocurrir con frecuencia, es posible.

Magnesio y formación muscular

El magnesio funciona junto con otros minerales en tu cuerpo para ayudar a los músculos a contraerse y relajarse. La falta de magnesio en la dieta puede producir efectos adversos musculares, de acuerdo a MedlinePlus. Estos efectos adversos incluyen debilidad muscular, dado que los músculos no pueden contraerse con fuerza, así como también espasmos musculares. La deficiencia de magnesio puede también provocar otros síntomas, como fatiga y producción reducida de determinadas enzimas y proteínas, lo que también puede afectar a la salud y funcionamiento muscular.

Cantidades necesarias

Es poco común ingerir demasiado magnesio en la dieta, ya que el cuerpo elimina el exceso para equilibrar los niveles de minerales en el cuerpo. La deficiencia de este mineral tampoco es común, pero puede ocurrir. La mayoría de las mujeres adultas necesitan, al menos, 310 miligramos de magnesio por día, mientras que los hombres requieren 400 miligramos, de acuerdo a la página de Internet de Linus Pauling Institute. Las mujeres embarazadas y lactantes necesitan alrededor de 350 miligramos de magnesio por día.

Fuentes de alimentos

Una dieta diaria saludable y equilibrada proporciona las cantidades necesarias de magnesio. La mayoría de éste proviene de los vegetales, tales como vegetales de hojas verde oscuro, frijoles, legumbres y semillas. Las frutas, como las bananas y aguacates, nueces y cereales integrales, como el arroz marrón, el pan de salvado y la avena, también proporcionan este mineral. Por ejemplo, una porción de 1/2 taza de cereal de avena brinda 96 miligramos de magnesio, mientras que 1 onza de almendras brinda 78 miligramos.

Causas de las deficiencias

En algunos casos, puedes sufrir de una deficiencia de magnesio, incluso si llevas una dieta equilibrada todos los días. Esto puede ocurrir debido a algunas enfermedades y trastornos que afectan la absorción o eliminación de nutrientes, de acuerdo a la página de Internet de Linus Pauling Institute. Estas enfermedades incluyen trastornos gastrointestinales, tales como diarrea prolongada o crónica, la enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca y cirugías intestinales. La diabetes también puede conllevar a niveles disminuidos de magnesio en el cuerpo. Además, el alcoholismo crónico puede consumir por completo los nutrientes del cuerpo, incluido el magnesio.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por florencia prieto