Lo que las madres deben saber para educar niños

Debido a que la madre no viene de la tierra de los niños puede ser difícil que entienda la conducta violenta para someter a su hijo. Si intentas calmar por completo este comportamiento o intentas convertirlo en algo que no es, lo más seguro es que falles. Sin embargo, existen algunas reglas y sugerencias básicas que toda madre debe saber para adentrarse en la aventura de educar a un niño.

Hora de juego

Es difícil no encontrar las diferencias entre niñas y niños cuando se trata de la hora de jugar. Cuando se trata de un juego dramático los niños a menudo eligen a un personaje heroico y luchan contra "chicos malos". Vas a encontrar varios artículos caseros que se transforman en espadas o en otro tipo de armas para sus persecuciones. Las capas y los disfraces son un tipo de vestuario invaluable que tengas a la mano para tu pequeño héroe. La American Academy of Pediatrics apunta que los niños a menudo se expresan más de forma física que las niñas y que con frecuencia notarás más que tu pequeño se zarandea y pelea. La buena noticia es que la cantidad de zarandeo por lo general disminuye conforme llega a la infancia media, de acuerdo con la AAP. Cuando no esté salvando al mundo es probable que esté realizando juegos de competencia con sus amigos, participando en alguna actividad física, construyendo con algún tipo de bloques, empujando autos de juguete o jugando con la pelota. Esta es una regla general no una fundamental: también existen niños callados y que les encanta leer.

Agresión

Las madres a menudo se preocupan por la inclinación de su hijo a pelear y atacar a los demás. De acuerdo con el sitio web de la PBS, la conducta agresiva y activa del niño es normal y no hay de qué preocuparse a menos que siempre lastime a alguien o intente dominar a sus amigos cuando estén jugando. Si este es el caso, siéntate con él y habla sobre su comportamiento. Obsérvalo en futuras interacciones para ver si puede controlar ese impulso de golpear o de pelear de forma física. Si este es el caso, habla con el pediatra sobre esta conducta para que recibas más consejos.

Sentimientos

Es evidente que los niños y las niñas no se expresan de la misma forma. De acuerdo con la AAP, los niños pueden pasar mucho tiempo expresando sus sentimientos ya que a menudo se les anima a "ser duros" y esta puede ser la probable razón por la que se expresan más de forma física que de forma verbal. La AAP prosigue diciendo que los niños necesitan el mismo, si no es que más apoyo y guía emocional que las niñas. Enséñale a que reconozca y etiquete sus sentimientos. Si tiene su cabeza baja y arrastra sus pies después de haber jugado béisbol puedes decirle, "Te veo triste y desanimado. ¿Quieres jugar béisbol con tu papá o conmigo en la tarde?" Si avienta sus bloques, puedes decirle "Te noto molesto. ¿Es porque se cayó tu torre? ¿No? Entonces, ¿qué te molesta?"

Consejos y ánimo

Para motivar a tu hijo a que recupere su auto estima no dudes en decirle que estás orgulloso de él y de animarlo. Usa palabras y muestras de orgullo que sean reales y significativas en cuanto a su comportamiento y no en cuanto a su niñez. Por ejemplo, "Felicidades por pasar tu examen de ortografía" o "Wow, corriste muy rápido para llegar a primera base" es mejor que "Buen trabajo" o "Buen niño". Darle palmaditas en la espalda, chocar sus manos y darse un apretón de hombros también ayuda. También necesitas notar y estar orgulloso de su esfuerzo y no solo de sus logros.

Premios y consecuencias

Los niños pueden beneficiarse a partir de una estructura definida. Necesitas diseñar una serie de reglas en casa, premios por su buen comportamiento y las consecuencias por romper las reglas. Si cumple con sus obligaciones durante la semana puedes premiarlo por su esfuerzo. El sitio web de KidsHealth sugiere un margen de US$0,50 a US$1 por cada año de edad. Si tiene 10 años puedes darle un premio de US$5 a US$10 a la semana. Si rompe las reglas, puedes quitarle tiempo para ver la televisión al día. Sé consistente con el refuerzo de las reglas; de otra forma, perderás fuerza. También puedes necesitar pagarle a tiempo para cuando se gane su mesada. Los premios y las consecuencias no solo lo mantienen motivado sino que también lo animan a ser consciente de sus actos.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por karen angelica malagon espinosa