Macarrones con queso horneados bajos en grasa

Los macarrones con queso son una comida deliciosa, reverenciada en las cocinas sureñas de Estados Unidos, que ha sido un plato tradicional en las mesas de los estadounidenses por décadas. Tener una dieta baja en grasas no significa que tienes que eliminar todo del menú. Simples modificaciones y sustituciones que se encuentran en cualquier tienda pueden resultar en una comida rica, nutritiva y baja en grasas.

Ingredientes y utensilios

Para hacer una versión saludable de macarrones con queso horneados se necesitan los siguientes ingredientes: 3 cucharadas soperas de aceite de oliva 3 cucharadas soperas de harina 2 tazas de leche descremada 2 tazas de queso chedar bajo en grasa 2 tazas de macarrones 1/2 cucharada sopera de sal 1/4 de cucharada sopera de pimienta 1/4 de cucharada sopera de pimiento rojo 2 cacerolas 1 Cacerola para 8 tazas Aceite sabor mantequilla o aceite en spray 1/2 taza de migas de pan secas 2 cucharadas soperas de margarina baja en grasa

Procedimiento

Precalienta el horno a 350°F. Calienta la leche en una cacerola a fuego lento hasta que se formen pequeñas burbujas. En una cacerola aparte, calienta aceite de oliva a fuego medio. Añade la harina y remueve por dos minutos. Lentamente vierte en la leche caliente, batiendo muy bien. Bate a fuego medio hasta que la mezcla se espese y empiece a hervir ligeramente. Reduce el fuego para que hierva a fuego lento. Agrega el queso a puños moviendo hasta que se derrita totalmente. Echa la sal, la pimienta y el pimiento rojo. Pon a un lado. Hierve 6 tazas de agua. Añade los macarrones y hierve como se indica, generalmente 8 minutos. Cuélalos y viértelos a la mezcla de queso. Rocía ligeramente la cacerola para hornear. Vierte los macarrones. Derrite la margarina en una sartén pequeña a fuego medio. Añade las migas de pan y mueve constantemente hasta que estén ligeramente doradas. Vacía los macarrones a cucharadas sobre las migas. Hornea por 20 minutos. Sirve inmediatamente.

Sustitutos

Los macarrones con queso tradicionales son hechos con salsa cheddar. Las preferencias pueden dictar elecciones alternativas. El provolone bajo en grasas rayado, el queso pepper jack y el queso Monterrey jack, o Colby pueden usarse en lugar de las 2 tazas de queso cheddar. El queso velveeta se derrite bien; usa un velveeta bajo en grasa para mantener el contenido de grasas del platillo significativamente abajo.

Adiciones saludables

Ponle perejil picado, brócoli picado y cocido o champiñones rebanados a la mezcla de macarrones con queso antes de colocarlos en la cacerola para hornear para añadir color y sabor.

Consideraciones

Asegúrate de cocinar la harina por el tiempo indicado; cocinándola muy bien disipa su sabor y mejora el sabor de la salsa. Cuidadosamente remueve la salsa de queso hasta que el queso se derrita, revisando la temperatura para asegurarte de que no se queme. Evita añadir alimentos que contengan grasas adicionales, como tocino o mantequilla, cuando los sirvas. Adorna con perejil para darle más color.

Más galerías de fotos



Escrito por marcia munson | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez