Qué hacer luego de alimentar a un bebé

Tu bebé puede estar completamente despierto, listo para dormirse o llorando y agitado luego de haber terminado de comer. Puede ser difícil saber qué hacer, especialmente los primeros días y semanas, antes de acostumbrarse a sus pistas y a la rutina que prefiere. Determina con qué tipo de humor está tu bebé antes de decidir qué hacer luego de darle de comer.

Hazlo eructar

Muchas veces, los bebés ingieren algo de aire junto con la leche materna o de fórmula. Este aire puede causarles dolor y agitación, según Kids Health. Intenta hacerlo eructar para ver si eso alivia su malestar. Hazlo colocándolo sobre tu hombro y frotando o dándole palmaditas suaves en la espalda. Otra opción es sentarlo en tu regazo, inclinarlo hacia delante asegurándote de tener su cabeza, y darle palmaditas en la espalda hasta hacerlo eructar.

Cámbiale el pañal

Luego de comer, los bebés pueden orinar o evacuar. Los pañales húmedos o sucios pronto se sienten fríos e incómodos y pueden causarle escozor si el bebé tiene dermatitis del pañal, declara Family Education. Incluso si le has cambiado el pañal antes de alimentarlo, contrólalo luego de darle de comer, especialmente si está agitado o llorando, o si piensas ponerlo en su cuna para que duerma una siesta.

Juega

Si el bebé está completamente despierto luego de comer, tal vez esté listo para jugar un rato. Háblale, acarícialo o muéstrale un par de juguetes coloridos. El Dr. Sears, pediatra, sugiere hacerle ver su rostro en un espejo o dirigir su atención hacia el ventilador de techo. Asimismo, el momento luego de haber comido es un buen momento para llevarlo afuera a dar una caminata, porque de esta forma sabes que no tendrá hambre al no estar tú.

Ayúdalo a dormir

A menudo los niños pequeños se duermen luego de comer, por eso tu bebé puede estar somnoliento, pero no dormido. Si le quitas el pecho o el biberón de la boca se sobresaltará, dejará de estar semi-dormido y posiblemente comience a llorar. Envuélvelo con una manta o sostenlo firmemente y camina o da saltos con él para tranquilizarlo y que se vuelva a dormir. Si tu bebé está acostumbrado a dormirse acostado en su cuna, entonces intenta acostarlo en su cuna suavemente y darle palmaditas un rato.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por noelia menéndez