Cómo luchar contra las punzadas de hambre al adelgazar

Las punzadas de hambre son un gran obstáculo al tratar de bajar de peso. El cuerpo no está acostumbrado a la reducida ingesta de calorías y es probable que no se haya adaptado del todo a una dieta sana. Además, si tus planes para bajar de peso incluyen el ejercicio físico, tu cuerpo tal vez esté ansiando más comida y calorías. Emplea ciertas técnicas para luchar contra las punzadas de hambre al adelgazar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Aumenta la cantidad de proteínas que consumes en tu dieta.

    Aumenta la cantidad de proteínas que consumes en tu dieta. Según HealthScout, existen estudios que sugieren que consumir más proteínas puede ayudar a luchar contra las punzadas de hambre. Específicamente, consumir más proteínas incrementa una hormona que combate el hambre. Por lo tanto, deberías optar por seguir las recomendaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, de comer un cuarto de plato de carne magra, como por ejemplo pescado o pollo. Si no comes carne, aumenta el consumo de legumbres, como por ejemplo de frijoles negros o guisantes.

  2. Bebe más agua para suprimir el apetito.

    Bebe más agua para suprimir el apetito, según afirma Mike Adams de NaturalNews.com. Adams afirma que tomar un vaso de agua de 8 onzas líquidas ni bien se siente hambre ayuda a disminuir las punzadas dentro de los 10 minutos. Por lo tanto, deberías tener contigo una botella de agua a lo largo del día para beber si comienzas a sentir hambre. Si no te gusta tomar agua, prueba bebidas sin calorías para hacer deportes o té.

  3. Come alimentos ricos en fibra para combatir las punzadas de hambre.

    Consume más fibra para combatir las punzadas de hambre. Según la Universidad de California, aumentar el consumo de fibra puede estimular el sentirse lleno y aumentar los niveles de una hormona asociada con la saciedad. Para alcanzar mejor esta meta, come la mitad de un plato de frutas y verduras con cada comida, según recomienda el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Además, opta por picotear frutas o verduras a lo largo del día para dominar el apetito.

Consejos y advertencias

  • Evita los cambios bruscos en el consumo de calorías o hábitos dietarios para impedir los arranques repentinos de punzadas de hambre.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por noelia menéndez