Luchadores de sumo comparados con fisicoculturistas

El tradicional deporte japonés del sumo tiene poco parecido con el mundo del fisicoculturismo de competencia. Mientras que ambos luchadores de sumo y fisicoculturistas son conocidos por su tamaño masivo, un enfoque exclusivo en la masa muscular es único del fisicoculturismo. A pesar de sus diferencias físicas, los fisicoculturistas y los luchadores de sumo comparten ciertas similitudes.

Ingesta calórica

En un estudio de 2005 publicado en "Ageing Research Reviews," John Phelan de UCLA y Michael Rose de la University of California Irvine compararon las ingestas calóricas y esperanza de vida de varones atletas y no atletas. Mientras que la dieta promedio en hombres contiene aproximadamente 2.300 calorías al día, estos investigadores encontraron que los luchadores de sumo consumen 5.500 calorías al día, en promedio. Este alto contenido calórico es similar a lo que los fisicoculturistas intentan acumular, o ganar masa múscular. De acuerdo con el fisicoculturista Matt Danielsson, debes tener como objetivo al menos 500 calorías además de tu ingesta habitual si estás acumulando masa muscular. Aunque las metas pueden ser diferentes, los luchadores de sumo y los fisicoculturistas consumen un monto de calorías por arriba del promedio.

Esperanza de vida

Además de los efectos benéficos del ejercicio regular, la esperanza de vida de los atletas competitivos varía dependiendo de su deporte. Phelan y Rose notan que la ingesta calórica alta se asocia a una menor calidad de vida, teniendo que el luchador de sumo promedio vive 20 años menos que el hombre promedio. Aunque esto puede deberse al alto porcentaje de grasa corporal de los luchadores, el consumo alto en proteínas de los fisicoculturistas pueden tener similares efectos en la esperanza de vida. Como señala el Dr. Joel Fuhrman de Disease Proof, las dietas altas en proteína se asocian con esperanza de vida de al menos 10 años menos que el norteamericano promedio.

Masa corporal sin grasa

Masa corporal sin grasa, definida como la combinación de músculo esquelético y la masa de órganos internos, es una medida de estado nutricional para predecir el desempeño deportivo. En un estudio de 2007 publicado en "International Journal of Sports Medicine," un equipo encabezado por Taishi Midorikawa of Tokyo, de la Universidad Metropolitana de Japón compararon la masa sin grasa de los atletas y los no atletas. Su estudio encontró que los atletas, incluyendo los luchadores de sumo, tienen mucho más masa sin grasa que la gente no entrenada. Además de estos hallazgos, Midorikawa y sus colegas notaron que los estudios anteriores habían encontrado que los fisicoculturistas tienen aproximadamente 45 lbs. más de masa sin grasa que los no atletas, mientras que los luchadores de sumo tienen más de 65 lbs. más de masa libre de grasa que la gente no entrenada de la misma estatura.

Ideales culturales

Además de sus similaridades en físico y estilo de vida, los luchadores de sumo y los fisicoculturistas comparten papeles similares en sus respectivas culturas. De acuerdo con Helen Gremillion de Indiana University in Bloomington, los luchadores de sumo son un reflejo de las tradiciones japonesas e ideales. En su estudio de 2005 publicado en "Annual Review of Anthropology," Gremillion nota que los fisicoculturistas son un reflejo de la corriente, ideales occidentales de poder. Aunque ella no cree que la gente desee tener este tipo de cuerpos por razones culturales, argumenta que los fisicoculturistas en Norteamérica y los luchadores de sumo en Japón reflejan y representan sus respectivas culturas y tradiciones.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew lee | Traducido por lou merino