Cómo lubricar las ruedas de unos patines Rollerblade

Escrito por chris callaway | Traducido por pau epel
La lubricación es un componente clave para el mantenimiento de unos patines.

Las ruedas Rollerblade requieren algo de mantenimiento para garantizar que sigan funcionando a un nivel óptimo. Para mantener tus ruedas y rodamientos como nuevos, es recomendable limpiarlos y lubricarlos para asegurar que tus patines sigan rodando como el día que los compraste. Rollerblade recomienda que limpies, rotes y lubriques tus ruedas siempre que notes suciedad acumulada, o veas que uno de los lados de la rueda se desgasta más que el otro.

Lubricar tus ruedas Rollerblade

Remueve los rodamientos de tus ruedas Rollerblade. Afloja y extrae el eje con la llave Allen número cuatro, que te permitirá sacar la rueda y los rodamientos. Si éstos no caen al momento de la rueda, pueden ser extraídos haciendo palanca con un pequeño destornillador de cabeza plana.

Coloca tus rodamientos en un recipiente plástico, y vierte suficiente aceite de motor convencional limpio para cubrir la superficie de los rodamientos. Mientras dejas éstos en remojo, rota las ruedas para que se desgasten uniformemente en ambos lados. Intercambia las ruedas delanteras con las traseras, y las del lado izquierdo con el derecho. También puedes limpiar las ruedas con agua y un jabón suave.

Cierra la tapa del recipiente plástico y deja los rodamientos en remojo durante la noche. Esto removerá las partículas de suciedad que se hayan acumulado en las piezas, y actuará como lubricante adicional para las mismas.

Limpia el exceso de aceite de los rodamientos con toallas de papel.

Inserta los rodamientos de vuelta en la rueda, y luego coloca toda la rueda de vuelta en el eje. Aprieta el eje en su posición original usando la llave Allen número cuatro.

Consejo

Rollerblade recomienda que desmontes y vuelvas a colocar los ejes y tornillos de tus patines cada vez que los limpies y lubriques.