Cómo lubricar una máquina de pesas

Mantener la máquina de pesas lubricada es muy importante, ya que puede añadir años de vida. Puedes comprar la lubricación que necesitas en cualquier gran tienda de equipos deportivos o incluso en el supermercado. A veces, los fabricantes de máquinas de pesas tienen su propia marca de lubricante, así que trata de usarla, si es posible, para un efecto óptimo. Si nunca has lubricado las partes de una máquina móvil, ponte en contacto con un profesional que te guiará a través de los pasos en tu primer intento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Lubricante
  • Paño Húmedo
  • Paño limpio
  • Llave inglesa
  • Aerosol de silicio húmedo

Instrucciones

  1. Lee el manual del usuario para ver qué tipo de lubricante se puede utilizar en la máquina de pesas. El manual también te dirá dónde son exactamente los puntos de lubricación.

  2. Limpia la lubricación aplicada previamente en el máquina de pesas con un paño húmedo.

  3. Aplica el nuevo lubricante sobre un paño limpio y limpia en las articulaciones y las zonas móviles de la máquina de pesas.

  4. Cubre ambos lados de la zona para evitar el roce de metal contra metal.

  5. Comprueba el bloque de pesas para ver si está pegajoso. Si es así, a continuación, utiliza un aerosol de silicio húmedo para lubricar las barras guías, que son las dos barras en la que los pesos se deslizan hacia arriba y hacia abajo.

  6. Utiliza una llave para apretar o aflojar las tuercas o tornillos durante el proceso de lubricación, pero asegúrate de no apretar demasiado nada. Esto podría provocar que los cables a los que están conectados los bloques de pesas estén demasiado apretados, lo que provocará dificultad al intentar levantar las pesas durante la sesión de entrenamiento.

Consejos y advertencias

  • Además de la lubricación de la máquina de pesas, también debes limpiar la máquina adecuadamente antes y después de usarla. Especialmente limpia el sudor de los asientos, la consola y las empuñaduras y cualquier otra parte de la máquina de pesas que podría haber sido tocada. Además, debed limpiar periódicamente la totalidad de la máquina de pesas a fin de mantenerla en óptimas condiciones de funcionamiento.
  • Ten cuidado de no lubricar por encima de tu máquina de pesas, ya que esto puede causar que las partes que tienen menos fricción en el medio y que podrías tener dificultades para llevar a cabo tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por charles webb | Traducido por gabriela nungaray