Los primeros síntomas de la pancreatitis

Escrito por Addie Young
Pancreatitis.

La detección temprana de la pancreatitis es importante para asegurar un tratamiento adecuado y oportuno. Hay muchos síntomas asociados con esta afección y mucha gente los pasa por alto. Aprende sobre la pancreatitis y los primeros síntomas que generalmente presenta. Esto puede conducir a una intervención temprana eficaz.

¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis es la inflamación del páncreas.

La pancreatitis es la inflamación del páncreas. Situado en la parte superior del abdomen y detrás del estómago, el páncreas ayuda en el proceso de la digestión. Es una glándula que crea dos tipos de sustancias: las hormonas digestivas y los jugos digestivos. La pancreatitis puede ser aguda o crónica. Puede ser muy grave y amenazar incluso la vida.

Primeros síntomas

Los primeros síntomas.

El síntoma más común de una persona con pancreatitis es el dolor. Casi toda persona que tiene pancreatitis experimentará dolor en algún nivel. Este se percibe sobre todo en la parte superior izquierda del abdomen, y puede sentirse a veces como si viajara por la espalda. El dolor puede atacar de repente o acumularse poco a poco con el tiempo. Cuando aparece de golpe, suele ser grave, y cuando lo hace de a poco, se inicia de manera moderada, pero puede llegar a ser grave. El dolor frecuentemente comienza o empeora después de comer y puede sentirse peor cuando la persona se acuesta boca arriba. El dolor de la pancreatitis suele durar un par de días. Las personas con esta afección a menudo se sienten muy enfermas y pueden experimentar otros síntomas como náuseas con o sin vómitos, escalofríos, fiebre, área abdominal sensible, ritmo cardíaco acelerado, confusión, irritabilidad, dificultad para concentrarse, cansancio, dolor de cabeza repentino, y pérdida de peso, incluso cuando el apetito es normal.

Pancreatitis aguda

Pancreatitis aguda.

La pancreatitis aguda suele comenzar poco después que el daño al páncreas haya empezado. Los dolores son típicamente moderados, pero aproximadamente el 20 por ciento de ellos pueden ser agudos. Los ataques pancreáticos sólo duran un corto período y concluyen del todo cuando el páncreas regresa a su estado normal. Algunos individuos pueden tener sólo un ataque, mientras que otros pueden sufrir más de un ataque; en cualquier caso, el páncreas volverá a su estado normal.

Pancreatitis crónica

Pancreatitis crónica.

La pancreatitis crónica comienza como un caso agudo de pancreatitis. Si el páncreas está dañado durante un ataque de pancreatitis aguda, no será capaz de volver al estado normal. En estos casos crónicos, el daño en la glándula pancreática empeorará con el tiempo.

¿Qué causa la pancreatitis?

Causas de la pancreatitis.

Los cálculos biliares y el abuso de alcohol describen la mayoría de los casos pancreáticos. La pancreatitis causada por el abuso de alcohol suele darse en pacientes que han abusado de la bebida durante al menos cinco años. La mayoría de los casos pancreáticos crónicos están relacionados con el abuso de alcohol. La pancreatitis muchas veces ya ha alcanzado un estado crónico para cuando un individuo busca atención médica por primera vez. Los cálculos biliares pueden obstruir el conducto pancreático, que permite al jugo digestivo entrar en el páncreas. La pancreatitis causada por cálculos biliares se da a menudo en las mujeres mayores. Los demás casos de pancreatitis tienen causas múltiples, tales como lesiones, traumatismo abdominal, la exposición a productos químicos, medicamentos, enfermedades hereditarias, infecciones, alteraciones intestinales, cirugía o ciertos procedimientos médicos y/o altos niveles en grasa. Se han dado casos de pancreatitis cuya causa se ​​desconoce por completo.

Referencias