Los ácaros del polvo en los gatos

Escrito por Edie Smith
Los ácaros del polvo y los gatos.

Los ácaros de polvo son criaturas microscópicas de ocho patas invisibles al ojo humano que viven en nuestros colchones, almohadas, mantas, alfombras, sofás y en la cama de la nuestras mascotas. Los ácaros prefieren zonas cálidas y húmedas que tengan mucha piel muerta, que el la fuente principal de su alimentación. Puesto que los gatos sueltan mucha más caspa de que los seres humanos, aportan mucho más alimento a la dieta de los ácaros. Los ácaros del polvo no se alojan en los seres humanos ni tampoco en las mascotas, ya que pasan de uno a otro. ¿Asqueroso?, absolutamente. ¿Peligroso?, depende.

Los ácaros del polvo y las reacciones humanas

El lugar predilecto de los ácaros del polvo.

Estos ácaros no transportan enfermedades, sin embargo, son un factor que comunmente provoca alergias y asma, los niños y adultos mayores son la población de mayor riesgo. Según el American College of Asthma, Allergy & Immunology, cerca del 10% de los estadounidenses muestran sensibilidad alérgica a los ácaros del polvo y si las concentraciones de alérgenos son considerables, las personas que previamente no habían sido afectados por los ácaros podrían desarrollar una reacción con el tiempo. Los seres humanos son alérgicos al cuerpo de los ácaros y a la proteína en las heces de éste. Se considera que las heces son la causa principal de las muertes relacionadas con el asma. Los síntomas de una reacción alérgica en los seres humanos son entre otras secreción nasal, tos, congestión nasal, estornudos, fiebre del heno, picazón en los ojos u ojos llorosos, hinchazón facial y asma.

Los ácaros del polvo y las reacciones felinas

Los gatos pueden ser alergicos a los ácaros del polvo.

Los gatos también pueden ser alérgicos a los ácaro y a sus heces. Ya que si los inhalan, puede causar atopia o dermatitis alérgica. Una reacción alérgica en un gato puede causar síntomas como orejas inflamadas, comezón, y puede provocar que se lama los pies, enrojecimiento y pérdida de cabello. En algunos casos se pueden desarrollar infecciones o puntos de calor. Para verificar si tu gato tiene alergia a los ácaros del polvo, se requiere de una prueba cutánea intradérmica o análisis de sangre serológica para las alergias.

Eliminar los ácaros del polvo

Lava la ropa de cama en agua caliente.

Para eliminar o reducir la cantidad de ácaros, la clave es eliminar al agresor. Toda la ropa de cama, especialmente los artículos en los que el gato duerme y los lugares que frecuenta se deben lavar, preferentemente una vez a la semana en agua caliente con detergente. El lavado en seco y la exposición a un mínimo de tres horas de luz solar también matan a los ácaros del polvo. Usa una aspiradora HEPA para quitar el polvo, la caspa y la piel; reduce la humedad del interior con un deshumidificador o encendiendo un purificador de aire HEPA, ya que esto ayudará a la limpieza y la eliminación de esos pequeños bichos repugnantes.

Otras medidas

Cepilla el pelaje de tu gato.

Entre otras medidas que puedes tomar para reducir las reacciones alérgicas están: fortalecer el sistema inmunológico, reducir las reacciones alérgicas agudas, cuidar tu piel, cuidar la piel y pelaje de su gato, y neutralizar los ácaros del polvo que están presentes en su gato y en toda su casa. El omega 3 y los ácidos grasos ayudan al sistema inmunitario tanto tuyo como al de tu gato para evitar las reacciones alérgicas. Una terapia inmunológica también ayudará a reducir las reacciones alérgicas a largo plazo en los seres humanos y los gatos, mientras que los antihistamínicos y corticosteroides ayudarán a reducirlas de manera inmediata. Ingerir aceite de pescado mantendrá en la mejor condición posible tu piel y la de tu gato, lo que reduce la cantidad de caspa presente en toda la casa. Los champú, paños y esponjas antialergénicos ayudan a neutralizar los alergénos del ácaro en la piel y pelaje de tu gato; cepillar a tu gato todos los días eliminará la capa de pelo inferior y mantendrá su pelaje brillante y saludable.

Consideraciones

Mantente saludable.

Si crees que puedes ser alérgico a tu gato, podría ser que los ácaros del polvo causen este problema. Con el cuidado adecuado y haciendo un esfuerzo para reducir los ácaros en tu casa, tanto tú como tu gato estarán saludables y serán menos propensos a sufrir de síntomas de alergia y ataques.